Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Tiffany continúa modernizando su imagen y une fuerzas con Supreme

La compañía de joyería, propiedad del conglomerado francés LVMH desde el pasado enero, une fuerzas con la marca estadounidense de VF, que controla también Vans y The North Face, entre otras. Se trata del primer proyecto de joyería de Supreme.

Modaes

7 nov 2021 - 19:33

Tiffany continúa modernizando su imagen y une fuerzas con Supreme

 

 

Tiffany avanza en su renovación de marca. La compañía estadounidense, propiedad del conglomerado francés de lujo LVMH desde enero de este año, lanzará una colaboración conjunta con Supreme, marca controlada a su vez por VF. Se trata del primer proyecto de joyería de Supreme, especializada en moda urbana.

 

La colaboración se ha anunciado a través de unas publicaciones en las redes sociales de ambas compañías, que muestran a un chico con una cadena colgada del cuello en la que figuran los nombres de las marcas estadounidenses. La fecha de lanzamiento de la colección conjunta no se ha hecho saber todavía.


Tiffany está inmersa en una estrategia de renovación de marca desde que pasó a formar parte de la cartera de LVMH, y, en enero, fichó a Anthony Ledru, ejecutivo de Louis Vuitton, como nuevo consejero delegado.

 

La colocación de Ledru fue acompañada por una batería de nombramientos como el de Alexandre Arnault, hijo de Bernard Arnault, como vicepresidente ejecutivo, o Michael Burke, consejero delegado de Louis Vuitton, que se sumó al consejo de administración de Tiffany como presidente.

 

El pasado julio, LVMH renovó también la dirección creativa de la joyería neoyorquina con Nathalie Verdeille, que se incorporó a su cúpula desde Cartier, donde ocupaba el puesto de directora creativa desde 2005.

 

 

 

 

Uno de los principales objetivos del conglomerado francés para Tiffany es acelerar su crecimiento, especialmente en el mercado estadounidense, y reinventar su marca, según señaló Bernard Arnauld el pasado enero. En agosto, la compañía de joyería lanzó una campaña publicitaria con los artistas Beyoncé y Jay Z de protagonistas, ayudando a modernizar y rejuvenecer la imagen de la marca e incluso dejando atrás el emblemático color azul turquesa que la ha acompañado desde sus inicios.

 

LVMH acordó la compra de Tiffany en noviembre de 2019 por 16.200 millones de dólares, pero la pandemia retrasó la operación hasta enero de 2021, cuando se ultimó la adquisición con el nuevo precio de 15.800 millones de dólares, la mayor operación de la historia en el sector del lujo.

 

El grupo francés cerró los nueve primeros meses del año con una escalada interanual del 46% en su cifra de negocio y del 11% respecto al mismo periodo de 2019, empujado por la categoría de moda y productos de cuero. Louis Vuitton fue una de las insignias que mejores resultados presentó, junto con Christian Dior.

 

Por su parte, Supreme es la última adquisición del grupo estadounidense VF, que compró la compañía por 2.100 millones de dólares el año pasado con la intención de transformar su modelo de negocio hacia uno centrado en el retail e hiperdigital. Supreme está especializada en moda urbana y su historia está íntimamente ligada al skate.

 

No es la primera vez que la compañía colabora con una empresa de lujo y ha unido fuerzas en el pasado con otras marcas de la cartera de LVMH, como Louis Vuitton, pero la colección con Tiffany constituirá su primer proyecto en joyería.


VF Corporations cerró el tercer trimestre del año con un crecimiento interanual del 22,6%
, con lo que acumula un alza del 46,3% en lo que va de año, hasta una facturación de 3.198 millones de dólares. El beneficio neto del grupo fue de 464,2 millones de dólares, disparándose un 80,8% respecto al tercer trimestre de 2020.