Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Foot Locker crece sólo un 1% en el primer trimestre, pero mejora sus previsiones para el ejercicio

El grupo estadounidense de distribución de moda deportiva ha registrado una cifra de negocio de 2.175 millones de dólares en el periodo, lo que supone un tímido crecimiento interanual del 1%. Para el ejercicio completo, Foot Locker prevé caer sólo un 4%.

Modaes

20 may 2022 - 12:30

Foot Locker crece sólo un 1% en el primer trimestre, pero mejora sus previsiones para el año

 

 

Foot Locker, más optimista. Tras cerrar el primer trimestre del ejercicio 2022 (periodo finalizado el 30 de abril) con un alza interanual de sólo un 1%, el grupo estadounidense de moda deportiva ha mejorado sus previsiones para el año al completo. Ahora, Foot Locker estima caer sólo un 4%, frente a la previsión de reducir sus ventas hasta un 6% que estableció en febrero.

 

La compañía, especializada en la distribución de moda y calzado deportivo, ha registrado unas ventas de 2.175 millones de dólares en los tres primeros meses del año fiscal. El beneficio del grupo se ha reducido un 34%, hasta 133 millones de dólares.

 

Además, el margen bruto de Foot Locker ha caído en ochenta puntos básicos en el primer trimestre “a causa de un incremento en los costes logísticos y unas rebajas ligeramente más altas en comparación con niveles históricamente bajos”, explica el grupo.

 

 

 

 

Durante los tres primeros meses del ejercicio 2022, Foot Locker abrió 24 nuevos puntos de venta, remodeló o amplió 23 tiendas y cerró otras 67. A 30 de abril, el grupo contaba con una red de distribución de 2.815 puntos de venta en 28 países, además de 148 establecimientos franquiciados en Oriente Próximo y Asia.

 

Foot Locker se encuentra en pleno proceso de diversificar su mix de vendedores, con la intención de reducir su presencia a Nike, que actualmente copa el 65% de su oferta.  La compañía tiene el objetivo de que, a cierre de 2022, el producto del gigante de Oregón suponga el 60% de sus pedidos

 

Este cambio de estrategia, que responde a la cada vez mayor prioridad de Nike por su red comercial propia, participará en la caída de ventas de Foot Locker el próximo ejercicio, además del impacto de la inflación.


Además, la cadena también está en proceso de minimizar sus costes con el objetivo de ahorrar aproximadamente doscientos millones de dólares al año y reducir su presencia en centros comerciales, fortaleciendo su red de distribución a pie de calle.