Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Decathlon se suma a la salida de la moda en Rusia y cierra sus 60 tiendas

El grupo francés de moda y equipamiento deportivo es el último gran operador de moda en anunciar la suspensión de su actividad en el mercado ruso tras el estallido de la guerra. La compañía ha cerrado sus tiendas físicas y su ecommerce.

Modaes

30 mar 2022 - 09:09

Decathlon se suma a la salida de la moda en Rusia y cierra sus 60 tiendas

 

 

Decathlon también sale de Rusia. Un mes más tarde de que la moda empezase a anunciar el cese de sus operaciones en el mercado ruso tras el estallido de la guerra en Ucrania, el grupo francés declaró ayer que cerraría todas sus tiendas, físicas y digitales, en el país.

 

La compañía de moda y equipamiento deportivo, uno de los mayores de su sector en Europa, ha señalado que la decisión se debe a que “las condiciones de aprovisionamiento ya no son las indicadas para continuar nuestra actividad en Rusia”. Decathlon cuenta con una red de sesenta tiendas en el país y opera a través de su ecommerce, que ha dejado de estar operativo.

 

“Continuaremos acompañando a nuestros 2.500 compañeros rusos que se han entregado por la empresa desde 2006”, explica en un comunicado la Association Familiale Muliliez (AFM) en representación de Grupo Mulliez, matriz de Decathlon. La compañía continuará pagando todos los salarios a sus trabajadores rusos.

 

Todos los productos que vende la cadena de artículos deportivos en Rusia son importados, la mayoría de ellos desde China, y pagados en dólares. Estas condiciones exponen a la compañía a importantes sanciones, particularmente estadounidenses, según apunta el diario francés Les Échos.

 

 

 

 

Con todo, no todas las empresas de la familia Mulliez han seguido la misma ruta. Adeo, grupo dueño a su vez de la cadena Leroy Merlin, publicó un comunicado el pasado viernes en el que señalaba que “detener la compañía de la noche a la mañana y cerrar las tiendas supondría un abandono y una fatalidad premeditada (es decir, una ilegal) que sólo fortalecería los medios financieros de Rusia”. La compañía de equipamiento para el hogar tiene alrededor de cien tiendas en el país.

 

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha demandado a Grupo Mulliez que deje de operar en el mercado ruso frente a los parlamentarios franceses. El ministro de Asuntos Exteriores del país, Dmytro Kouleba, llamó a la población a boicotear el negocio de Auchan, cadena de supermercados también propiedad del grupo.

 

Auchan genera alrededor de 3.200 millones de euros en Rusia, lo que supone el 10% de sus ventas totales, y emplea a más de 30.000 personas en el país. Yves Claude, consejero delegado de la cadena de supermercados, declaró hace dos días que era necesario “mantener la actividad de supermercados en Rusia para seguir manteniendo a los empleados y a sus familias”. En una entrevista con el diario francés Journal du Dimanche, el ejecutivo añadió que la población rusa “no ha pedido la guerra”.