Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

C&A abre nueva etapa en España: se acerca a ventas pre-Covid y prepara aperturas para 2023

La compañía, que cierra el ejercicio en febrero, ha comenzado en este ejercicio a estrechar la distancia con los niveles de 2019, gracias en parte al fuerte crecimiento del online, que se ha más que duplicado.

C&A abre nueva etapa en España: se acerca a ventas pre-Covid y prepara aperturas para 2023
C&A prevé volver a abrir tiendas en España en “2023 o 2024” tras años centrado en optimizar la red existente.

Iria P. Gestal

13 sep 2022 - 05:00

C&A empieza a pasar página de años de reestructuración en el mercado español. La compañía, uno de los pocos gigantes internacionales de la distribución de moda que continúa siendo de capital familiar, se acerca ya a ventas pre-Covid y prevé retomar las aperturas de tiendas a partir del próximo año, según ha explicado Giny Boer, consejera delegada de la empresa en Europa, a Modaes.

 

Boer se incorporó a C&A en enero de 2021 después de casi tres décadas en el grupo sueco de mobiliario Ikea. La ejecutiva tomó el relevo de Edward Brenninkmeijer, miembro de la familia propietaria del grupo.

 

Tras su incorporación, Boer puso en marcha un nuevo plan estratégico a dos años que comenzó por redefinir el propósito del grupo: “hace años democratizamos la moda, y ahora queremos democratizar la moda sostenible”, defiende.

 

 

 

 

La estrategia incluía también un proceso de apertura inédita en uno de los grupos más discretos de la gran distribución, así como un plan articulado en torno a cuatro pilares de crecimiento (digital, tiendas, personas y cultura) y dos “facilitadores”: reducción de costes y tecnología.

 

En paralelo, la ejecutiva armó un nuevo equipo de dirección, con talento de Adidas, Nike, Pandora, Ikea o Triumph, y comenzó un proceso de simplificación de la estructura para “reducir la burocracia”, según la directiva.

 

Ese proceso afectó también al mercado español, con la salida del histórico Domingos Esteves, que había pilotado la filial ibérica desde 2016 tras toda una carrera en C&A. La organización se reorganizó en torno a clústeres, con España al frente del área del sur de Europa, con William Laufs al frente.

 

 

Nueva red de tiendas, empuje del online

 

En el marco del plan de Boer, C&A continuó reorganizando su red de tiendas en España, que ya había sufrido un duro ajuste en 2017, cuando cerró 23 tiendas y prescindió del 16% de su plantilla en el país.

 

En los últimos dos años, la estrategia se ha basado en optimizar la red existente, compuesta por 81 tiendas, con reubicaciones y, sobre todo, reformas, incluyendo la del flagship store de la calle Pelayo en Barcelona, que reabrió a finales de 2020.

 

Tras este proceso, la compañía prevé volver a abrir tiendas “en 2023 o 2024”, según Boer. “Estamos analizando dónde y cómo queremos estar, pero es un proceso continuo”, asegura la ejecutiva.

 

A escala global, C&A ha renovado más de 400 establecimiento en el último año, y prevé completar la renovación de toda la red en el próximo año y medio. “Hace dos años, teníamos doce logos distintos; ahora lo hemos unificado todo: todas las tiendas tienen el mismo logo, los mismos básicos, la misma entrada, wifi…”, resume la directiva. También la oferta se está renovando, aunque no se verá por completo hasta la temporada otoño-invierno del próximo año.

 

Otro factor clave es el crecimiento del online. Boer reconoce que el peso hace dos años era “relativamente pequeño”, debido a la falta de una estructura logística que permitiera dar respuesta a la demanda.

 

En nueve meses, la compañía duplicó su capacidad de fulfillment, lo que le ha permitido más que duplicar sus ventas online en España y sumar un 30% de nuevos clientes, si bien la empresa no revela el peso que tiene sobre el conjunto de las ventas.

 

 

 

 

Este empuje del online y las reformas de las tiendas han comenzado a dar sus frutos: si bien el ejercicio 2021 (finalizado en febrero de este año) continuó estando muy afectado por las restricciones derivadas del Covid-19, la empresa ha emprendido la recuperación y asegura que desde marzo está “reduciendo la distancia con los niveles de 2019” en el mercado español.

 

En 2018, el último ejercicio del que hay datos disponibles, la filial española de C&A facturó 328,65 millones de euros. Boer descarta dar objetivos de facturación, pero asegura ver “mucho potencial” en el mercado español, y subraya la importancia de situar al país al frente del clúster del sur de Europa.

 

C&A opera con 1.400 tiendas en 18 mercados europeos y emplea a 23.000 personas. La empresa, controlada por Cofra Holding, no comunica su facturación. En 2019, el negocio de la compañía en Europa se situó en alrededor de 6.715 millones de euros, según estimaciones llevadas a cabo por Deloitte en el informe Global Powers of Retailing.