Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Benetton se sube a la ola de la relocalización y abre su primera fábrica en años en Italia

El grupo, que mantendrá sus operaciones globales de aprovisionamiento, ha invertido dos millones de euros en este taller situado en la localidad de Treviso.

Modaes

11 oct 2016 - 10:58

 

Benetton vuelve a producir en Italia. La compañía, que en la década de los ochenta fue uno de los abanderados en el textil europeo en deslocalizar la producción a países con costes productivos más bajos, pone ahora en marcha su primera fábrica en años en Treviso, la localidad en la que tiene su sede.

 

Esta iniciativa es parte del Reshoring Project, que tiene como objetivo producir de nuevo en Italia. Benetton ha invertido dos millones de euros para abrir este taller, que cuenta con una superficie de 1.500 metros cuadrados y está equipado con 36 máquinas Shima Seiki. Este nuevo centro de producción ha empezado a operar con una plantilla de cincuenta trabajadores.

 

El grupo subraya que mantendrán su estructura de aprovisionamiento global y que continúa siendo inviable traer toda la producción a Europa. Con esta fábrica, Benetton producirá la línea TV 31100 de jerséis, elaborada en lana merino y cashmere, que se comercializarán a un precio de ochenta euros. La empresa ha tomado como nombre de la colección el propio código postal de Treviso.

 

 

El taller, en el que se trabaja seis días a la semana en turnos de día y noche, cuenta con una capacidad de producción de 700 jerséis al día. Benetton empezará a comercializar esta nueva línea en noviembre. En una primera fase, se distribuirán sólo en Europa, India y México, para más tarde expandirse en el resto de mercados en los que opera.

 

El grupo, inmerso desde hace unos años en un profundo proceso de reestructuración, concluyó 2015 con un resultado bruto de explotación (ebitda) de 54 millones de euros, lo que supuso una subida del 34,5% respecto al año anterior. La empresa aseguró que esta mejora en su resultado era gracias a una mayor rentabilidad en sus tiendas propias.

 

No obstante, la compañía se mantiene en números rojos, con unas pérdidas de 46 millones d euros, pero prevé volver a la rentabilidad durante este ejercicio tras haber completado la reorganización de su negocio. Por su parte, la cifra de negocio del grupo se ha mantenido casi en línea con el año anterior, registrando un retroceso del 1,2%, hasta 1.529 millones de euros.