Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

L’Occitane ficha a un ex LVMH como nuevo director general

La compañía francesa de cosmética ha colocado a Laurent Marteau al frente de la actividad del grupo. En su nuevo puesto, el ejecutivo reportará a André Hoffmann, vicepresidente y consejero delegado de L’Occitane.

L’Occitane ficha a un ex LVMH como nuevo director general
“André liderará nuestra transformación hacia un grupo global”, ha explicado la compañía.

Modaes

17 ago 2022 - 17:00

Cambios en la cúpula de L’Occitane. El grupo francés de cosmética ha nombrado director general a Laurent Marteau, que asumirá su nuevo puesto el próximo 1 de septiembre. El ejecutivo, un ex de LVMH, reportará al vicepresidente y consejero delegado de L’Occitane, André Hoffmann.

 

André liderará nuestra transformación hacia un grupo global”, ha explicado la compañía, que prevé que el directivo “ayudará a acelerar nuestra estrategia omnicanal en nuestros principales mercados”.

 

Marteau se incorpora a L’Occitane desde el grupo La Prairie, donde empezó a trabajar en 2014 como vicepresidente de la división de travel retail. En julio de 2019, el directivo fue ascendido a vicepresidente del grupo en los mercados de Europa del Este y América.

 

 

 

 

Previamente, Marteau pasó catorce años ocupando distintos puestos en LVMH, principalmente en la división de cosmética y perfumería de Christian Dior. En 2000, el directivo fue nombrado responsable de ventas y márketing de este negocio, puesto que asumió durante dos años.

 

El ejecutivo también pasó por posiciones como director de travel retail en Europa, Oriente Próximo y África (Emea); y responsable global de esta división para todas las fragancias de LVMH, incluyendo Givenchy, Kenzo, Fendi y Pucci. Este es el último puesto que Marteau ocupó antes de ser fichado por La Prairie.

 

L’Occitane cerró el primer trimestre del ejercicio actual (periodo finalizado el 30 de junio) con unas ventas de 416 millones de euros, un crecimiento anual del 23,4%. El grupo, que cotiza en la Bolsa de Hong Kong, concentra la mayoría de sus ingresos en Asia Pacífico, donde aumentó su cifra de negocio un 6,2% en el periodo. En Emea, la facturación de L’Occitane se elevó un 11,8%.

 

“Después de un comienzo del ejercicio positivo, nos mantenemos optimistas sobre nuestros objetivos de crecimiento a pesar de los vientos en contra”, señaló André Hoffmann haciendo referencia “al entorno macroeconómico cada vez más volátil, el impacto de la inflación y la pandemia”.