Back Stage

Toni Ruiz (Mango): “La tecnología o será más humana o no será”

El consejero delegado del grupo de distribución de moda repasó ayer las claves de la digitalización de Mango, que se encuentra desarrollando nuevas herramientas como Pattern Miracle, para el patronaje y el fitting.

Toni Ruiz (Mango): “La tecnología o será más humana o no será”
Mango se encuentra desarrollando otras como Pattern Miracle, una herramienta especializada en patronaje y ‘fitting’.

C. Juárez

2 dic 2022 - 05:00

 

“Entendemos que la tecnología o será más humana o no será”. Con esta reflexión finalizó Toni Ruiz, consejero delegado de Mango, su ponencia durante el Barcelona Tech Spirit en la que desarrolló la estrategia de innovación de la empresa, la segunda mayor compañía de distribución de moda en España por cifra de negocio y uno de los mayores de Europa.

 

En Mango pensamos que somos emprendedores, y las revoluciones que hemos llevado a cabo siempre han ido muy vinculadas a la innovación y la tecnología”, señaló el ejecutivo. “Estamos en un sector que ha cambiado enormemente y que se encuentra en plena transformación digital, lo que nos permitirá dar un salto cualitativo”, añadió Ruiz.

 

El proceso de trasformación digital de Mango se centra en la digitalización del cliente, el stock y el producto. “Vemos la tecnología como una herramienta transversal, agnóstica a canales y producto, y con el objetivo de fortalecer nuestras relaciones con todos nuestros stakeholders, especialmente con nuestro cliente”, resumió Ruiz.

 

El directivo también desarrolló durante su charla algunas de las plataformas tecnológicas que ha puesto en marcha Mango en los últimos años, destacando el programa de fidelidad de la empresa.

 

 

 

 

Entre las herramientas que emplea Mango se encuentra también Midas, para la gestión de precios en tiempo real y todos los canales; Iris, la herramienta conversacional y de texto de Mango; Lynx, al servicio de los procesos de compra y planificación de tallas; Gaudí, para personalizar la relación con el cliente; Ada+, una plataforma mobile para el personal de tienda, y Phros, de predicción de demanda comercial y de planificación de recursos.

 

Además de estas herramientas, Mango se encuentra desarrollando otras como Pattern Miracle, una herramienta especializada en patronaje y fitting para mejorar el tallaje y reducir las devoluciones. La compañía también ha desarrollado un avatar hiperrealista para presentar sus productos en diferentes canales.

 

El grupo cuenta además con Mango Start Up Studio, una aceleradora de empresas que ha puesto en marcha este año, “porque entendemos la innovación no sólo in house, y queremos estar atentos al ecosistema”, explicó Ruiz. Su primera apuesta ha sido Recovo, una compañía de reconversión de excedentes textiles. La empresa también cuenta desde 2019 con un hub de innovación en el distrito 22@ de Barcelona, donde se encuentra parte del equipo de online.

 

La digitalización será la “sexta revolución” en la historia de Mango, según Ruiz, que reivindicó la importancia de la innovación en la empresa remontándose a los orígenes de la compañía, fundada en 1984 por Isak Andic. “En los años ochenta fue capaz de traer una moda distinta a la que existía en España, en los noventa dio el salto internacional y en el año 2000 lanzamos ecommerce”, argumentó el ejecutivo, que ha añadido que “innovación en nuestra casa es hablar de diseño, pero también de tecnología, que en muchos casos hemos tenido que hacer in house”.

 

 

 

 

Si la digitalización será la sexta revolución, la primera fue, recordó Toni Ruiz, abrir tiendas propias con productos propios y bajo un único nombre. La segunda fue la deslocalización de la producción, y la tercera, la internacionalización. “En 1992, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Barcelona, abrimos nuestra primera tienda en el extranjero, en Portugal”, destacó Ruiz. En 1997, el año en que entró en Turquía, la empresa ya generaba más de la mitad de sus ventas en el extranjero.

 

El siguiente punto de inflexión fue el lanzamiento de la plataforma de ecommerce en 2000, convirtiéndose en una de las primeras empresas del sector en dar el salto online. “Elena Carasso [directora de online de Mango] se acercó a Isak Andic y le dijo que tenía una visión y había visto una oportunidad; él no lo entendió, pero le dijo que le ayudaría en lo que necesitara para poner en marcha la plataforma”, recordó Ruiz.

 

La quinta gran revolución de Mango fue la apertura de macrotiendas: “veníamos de tiendas pequeñísimas y necesitábamos más espacio para expresar la oferta e imagen que queremos trasladar, eso nos ha permitido dar un salto cualitativo importantísimo”, explicó.

La sexta, en la que está inmerso ahora, supondrá, según Ruiz, “la construcción de un ecosistema tecnológico de experiencias, servicios y producto, buscando la unión del mundo digital con el físico”.

 

Mango finalizó el primer semestre de ejercicio con un incremento de las ventas del 24,8%, hasta 1.214 millones de euros. Para cierre de 2022, las previsiones de la compañía pasan por recuperar las ventas de antes de la pandemia.