Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Diseño y talento: ¿matrimonio perfecto?

C. Pareja

10 feb 2012 - 04:50

Se puede tener talento para diseñar, pero también se puede ser talentoso o, simplemente, saber diseñar. Un factor no debe casar con el otro por encima de todo, pero si que deben ser, unidos o separados, potentes y rentables. En la moda existen infinidad de ejemplos de genios del diseño con talento que, sin un brazo gestor, no han sabido explotar su creatividad y han debido renunciar a su sueño, entonces, ¿existe el talento sin poder económico?

 

Estas cuestiones, entre otras, son las que se han debatido durante esta mañana en las jornadas de clausura de la primera edición del taller Texmedin, celebrado ayer en el Palau Robert de Barcelona.

 

En el encuentro se dieron cita profesionales del sector textil como Pere Moliné, diseñador y colaborador del equipo organizador de Première Visión; Alejandro Laquidain, presidente de la patronal textil catalana Texfor, o Inmaculada Urrea, profesora especializada en moda y socia fundadora de la consultora Sofoco Media.

 

En el evento se discutió sobre el diseño y el talento y pusieron ejemplos de diseñadores internacionales y nacionales con talento que, en la actualidad, no pueden sostener su propia marca por falta de fondos.

 

Como ejemplo internacional, Christian Lacroix, apadrinado por Bernard Arnault, propietario del conglomerado de lujo LVMH, no pudo seguir adelante con su marca porque nunca fue rentable.

 

Pero también hubo tiempo para recordar ejemplos patrios. Adolfo Domínguez, que “lo tuvo todo para convertirse en una buena marca pero nunca lo consiguió por una carente visión de negocio”, aseguró Urrea, o Cardona Bonache, diseñadores independientes que han tenido que cesar su actividad en la moda por falta de financiación.

 

Alejandro Laquidain, por su parte, aseguró estar “cansado” de escuchar comentarios negativos sobre el sector textil. “En la actualidad, la industria textil genera 10.000 millones de euros al año y existen 3.000 empresas dedicadas a este sector como para que se diga que está muerto”, dijo.

 

En cuanto al matrimonio entre creatividad y gestión, el presidente de la patronal explicó que “la industria es sumamente importante, pero también lo es el diseño, así que una cosa sin la otra no tienen ningún sentido”.

 

Para finalizar, Laquidain lanzó un mensaje de esperanza para el sector textil en España: “No luchemos contra el precio, luchemos por ofrecer un valor añadido y porque seamos buenos en mezclar industria, diseño, creatividad y servicio”.