Líder en información
económica del negocio
de la moda

Equipamiento

El gigante chino Shandong Ruyi entra en el capital del tejedor escocés Carloway Mill

Modaes

13 mar 2013 - 17:46

La industria china del textil sigue comprando lujo británico. Shandong Ruyi Technological Group, uno de los grandes tejedores de China, ha entrado en el capital de Carloway Mill, uno de los pocos fabricantes de tweed Harris que mantienen la actividad en Escocia. La operación se produce después que el tejedor escocés registrara en 2012 el año de mayor producción en las dos últimas décadas.

 

Asia el principal comprador de este tejido, elaborado con lana de la región de Escocia y considerado un material de lujo para la sastrería. El 40% de la producción de tweed Harris de las tres factorías que quedan en Escocia tiene como único destino Japón.

 

La industria textil escocesa acoge esta operación con los brazos abiertos, porque no sólo garantiza el futuro de Carloway Mill, sino que da impulso al resto del sector que continúa operando en la zona.

 

Shandong Ruyi Technological Group, con sede en Shandong (China), factura alrededor de 288 millones de euros y emplea a unos 20.000 trabajadores. La compañía está especializada en tejidos de lana, hilatura y tejeduría en punto, tejidos elásticos y denim, además de en confección de prendas.

 

El grupo textil chino no es el primero en invertir en la sastrería británica. Li & Fung tomó hace un año el control de una de las principales sastrerías de Savile Row, Gieves & Hawkes, fundada en 1771. En 2007, la compañía asiática se hizo con Hardy Amies y con Norman Hartnell. Y un año después, uno de los mayores fabricantes de cashmere en China, Ningxia Zhongyin compró el grupo escocés Dawson International, propietario de Todd & Duncan, uno de los principales productores de cashmere de la región.