Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Vietnam acelera en la lucha por la plata del ‘sourcing’ mundial

El rival más cercano de Vietnam es Bangladesh, que actualmente ocupa la segunda posición, detrás de China, como principal proveedor de la moda en el mundo.

C. Juárez

28 mar 2022 - 04:50

Vietnam acelera en la lucha por la plata del ‘sourcing’ mundial

 

 

Redefinir el sourcing tras la pandemia se ha convertido en unos de los principales retos de la industria de la moda ante la urgencia de la sostenibilidad y la necesidad de diversificar riesgos y tejer relaciones más sólidas con los proveedores. En este nuevo Insight, patrocinado por Lectra, Modaes.es repasa las claves de la cadena de aprovisionamiento de la moda a escala global y aborda la situación de los principales hubs de producción del sector y las materias primas.

 

 

Vietnam sigue en busca de la plata. El país, uno de los principales polos de aprovisionamiento de confección y calzado del mundo, especialmente el deportivo, lleva varios años de tira y afloja con Bangladesh para quedarse con la plata del sourcing. ¿Su principal amenaza? El golpe de la pandemia, que ha provocado largos periodos de cierre en las fábricas y lastrado al sector.

 

El país es uno de los más estables del Sudeste Asiático, lo que le ha permitido entablar lazos económicos, políticos y militares con el resto de las potencias extranjeras. El sector de la moda jugó un papel importante en la transición de Vietnam tras su reforma económica en 1986.

 

La industria del textil y de la confección es, de hecho, el segundo sector por exportaciones del país, copando el 19% del total, con cerca de 60.000 millones de dólares. El sector cuenta con un tejido industrial de alrededor de 6.000 fábricas y emplea a 2,5 millones de trabajadores, que cuentan con un salario medio de 248 dólares al mes.  

 

Vietnam también ha acometido reformas económicas hacia una mayor transparencia, lo que ha favorecido la entrada de inversión extranjera, que ha impulsado a mejorar las infraestructuras del país.

 

 

 

 

Otro revulsivo ha sido el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, aprobado a principios de 2020, y por el que se eliminaron casi la totalidad de los aranceles al país. La ratificación del acuerdo se había visto amenazada por las dudas sobre los estándares laborales y el respeto a los derechos humanos, por lo que también incluye salvaguardias vinculantes a la protección del clima, derechos laborales y derechos humanos, que permitirán la suspensión del acuerdo en caso de que esto se viole.

 

La pandemia ha lastrado al sector textil de Vietnam, debido a los prolongados cierres de fábricas para contener el avance del virus. El país ya ha levantado la mayoría de las restricciones, que en 2020 y 2021 interrumpieron la producción textil y de calzado, y obstaculizaron las cadenas de suministro.

 

Los cierres de las fábricas de ropa en 2021 afectaron a cerca de 1,2 millones de trabajadores de la confección en el país, representando el 65% de la fuerza laboral de la región. Entre los operadores que tuvieron que cancelar pedidos se encuentra Nike, que canceló la producción de 130 unidades de zapatillas. De hecho, el 51% del calzado del gigante estadounidense de moda y equipamiento deportivo proviene de Vietnam, mientras que el textil copa el 30%.


Para paliar los efectos del Covid-19, el pasado enero la Asamblea Nacional del país firmó un programa destinado a su rehabilitación socioeconómica, que incluye una inversión de 15.210 millones de dólares.

 

 

 

 

 

La inversión irá destinada principalmente a mejorar las estructuras sanitarias y de transporte, reducir el paro, incentivar la transformación digital y adaptarse al cambio climático. Las previsiones del Gobierno de Vietnam para la industria textil pasan por que aumente sus exportaciones un 7,4%, hasta 43.500 millones de dólares en 2022.

 

Con todo, el país vive un momento dulce después de superar a Bangladesh como principal polo de aprovisionamiento. En 2020, Vietnam pasó a copar el 6,4% de las exportaciones globales de prendas de vestir, mientras Bangladesh copó el 6,3%, según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

 

 

 

 

Vietnam es uno de los principales proveedores de moda a Estados Unidos, copando el 17,43% de las importaciones de moda del país con 14.575,5 millones de dólares en 2021, un 1,4% más que en 2020 y un 3,6% más que antes del estallido de la pandemia, según datos de la Office of Textiles and Apparel (Otexa).

 

Para España, Vietnam es el undécimo mayor proveedor de moda, por detrás de India. Las importaciones vietnamitas de moda a España alcanzaron en 696,4 millones de dólares en 2021, un 15,7% que en 2020 pero todavía lejos de los niveles previos a la pandemia, según datos de Icex España Exportación e Inversiones.