Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Las franquicias de moda rozan los 1.000 millones de facturación en 2009

13 oct 2010 - 00:00

Modaes.- La crisis ha impulsado la estrategia de franquicias de las cadenas de moda españolas e internacionales. Esta apuesta, que en España lidera Mango, ha permitido un fuerte aumento en la cifra de negocio de las cadenas de tiendas de moda a través de este canal, que en 2009 alcanzó los 996,8 millones de euros, casi 200 millones más que en el ejercicio anterior.Según un estudio de Tormo & Asociados, hasta trece marcas de moda se sitúan en el top 100 de las franquicias en España, con lo que el sector se posiciona en segunda posición, por detrás de la restauración. Cuatro cadenas de moda, entre ellas Paco Martínez y Cadena Q, se han incorporado al ránking de las 100 mayores franquicias por facturación. La moda también destaca por ser el único sector que ha elevado la facturación de sus franquicias en un año de descensos generalizados para este canal de distribución. En términos absolutos de cifra de negocio, sin embargo, la moda es el quinto sector en importancia, con un 6,2% del total, y está por detrás de alimentación, hostelería y restauración, transporte urgente y agencias de viajes. A pesar de la pujanza general de las franquicias de moda, los tres líderes del sector, Mango, Adolfo Domínguez y Pronovias redujeron la cifra de negocios a través de este canal de ventas en 2009. El grupo que lidera Isak Andic facturó a través de sus franquicias 326 millones de euros, un 1,5% menos que en el ejercicio precedente. Las ventas de las franquicias de Adolfo Domínguez cayeron un 7,2%, hasta 174,3 millones de euros, y las de Pronovias, un 3,2%, hasta 140,9 millones de euros. Elevan ligeramente su facturación, en cambio, cadenas como Trucco, Charanga, Celio y Canada House. No existen datos comparables para la cuarta cadena de moda cuyas franquicias más facturaron en 2009, Rosa Clará, ni de la que ocupa la sexta posición, la francesa Etam.La crisis y la falta de liquidez han llevado a numerosas empresas españolas y de todo el mundo a impulsar su crecimiento con franquicias, que requieren de menor inversión por parte de las marcas. El grupo asiático Esprit, por ejemplo, es una de las empresas que ha apostado por crecer en España mediante esta fórmula. Otros grupos, como Inditex y Desigual, no hacen uso de franquicias en España, si bien el grupo gallego sí utiliza esta fórmula para acelerar su crecimiento en algunos mercados internacionales.