Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

España, encima de la media: capitanea el crecimiento de las economías desarrolladas hasta 2024

Euromonitor ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de todos los países desarrollados excepto de Italia y España, que escalará un 4% en 2022 y mantendrá un ritmo de aumento del 2,5% hasta 2024. 

España, encima de la media: capitanea el crecimiento de las economías desarrolladas hasta 2024
Para todas las demás economías avanzadas, salvo para Italia, Euromonitor ha revisado a la baja sus previsiones para 2022.

Isabel Carmona

14 sep 2022 - 05:00

España continúa en cabeza de la recuperación. La economía española crecerá un 4% en 2022, el mayor ritmo de entre los mercados desarrollados, según previsiones de Euromonitor. Se trata del único país de cuyo crecimiento la consultora no ha hecho ninguna revisión.

 

Para todas las demás economías avanzadas, salvo para Italia, Euromonitor ha revisado a la baja sus previsiones para 2022. De cara a 2023, la organización sí ha reducido las estimaciones de crecimiento de la economía española y prevé que aumente su Producto Interior Bruto (PIB) sólo un 2,5%, 0,7 enteros por debajo de las previsiones originales.

 

A pesar de la bajada, continúa por encima de la media y es la mayor cifra de entre todas las economías avanzadas. España mantendrá el ritmo de crecimiento del 2,5% en 2024 y, entre 2025 y 2029, la economía española registrará un aumento medio anual del 1,3%. 

 

 

 

 

La consultora también ha reducido sus previsiones para la economía mundial y, ahora, apunta a un crecimiento del PIB de entre el 1,7% y el 3,7% en 2022 en el mejor de los escenarios, que estima que tiene entre un 45% y un 60% de posibilidades de darse. De cara a 2023, Euromonitor prevé que la economía crezca entre un 1,8% y un 4% respecto al año anterior.

 

La organización no ve la luz al final del túnel en cuanto a la inflación. Aunque Euromonitor prevé que, en 2023, la subida de los precios en la zona euro se sitúe en un 3,6%, frente al 7,4% de este año, se trata de un incremento de 0,6 puntos porcentuales respecto a lo que estimó hace un trimestre.

 

La zona euro es extremadamente vulnerable frente a las subidas de precios de energía y comida a causa de la crisis de aprovisionamiento en Ucrania y Rusia”, explica Euromonitor. Por la parte positiva, la organización ha señalado que “existen fuertes mercados laborales y una demanda creciente que potenciarán la progresiva recuperación de la Eurozona”. 

 

A escala internacional, la subida de precios se situará entre un 7,2% y un 9,4% este año y comenzará a mitigarse el año que viene con una subida de entre el 4% y el 6,5%. “Con unas tasas de interés cada vez mayores, la demanda de los negocios y las familias se ralentizará de cara al cierre de 2022”, argumenta Euromonitor.

 

La organización también prevé que las interrupciones en la cadena de aprovisionamiento a causa de la guerra en Ucrania y la política Covid Cero en China continuarán estando presentes para el resto del año y hasta el primer semestre de 2023

 

 

 

 

Euromonitor también ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento de la economía estadounidense tanto para este año como para 2023. Ahora, la compañía estima que el PIB de Estados Unidos aumente un 2,2% en 2022, 0,6 enteros por debajo de la previsión original; y que crezca un 1,3% en 2023, medio punto porcentual menos de la estimación anterior. 

 

“El rápido empeoramiento de las condiciones financieras en Estados Unidos impactará los modelos de gasto del consumidor y de inversión de las empresas”, explica Euromonitor. “Aunque los precios de la energía han comenzado a estabilizarse durante el verano, la inflación continúa en máximos de cuarenta años y la confianza del consumidor es incluso menor a la que se registró durante la pandemia”, añade la compañía. Con todo, Euromonitor también ha señalado los bajos niveles de paro en el país norteamericano. 

 

 

 

 

De entre las economías en desarrollo, India sigue estando en cabeza y aumentará un 7,2% en 2022, aunque Euromonitor ha reducido su previsión de crecimiento para el país en una décima porcentual. El país asiático continuará liderando la recuperación en 2023, con un alza anual del 6,1%, dos décimas por encima de la estimación anterior de Euromonitor. 

 

La economía china ralentizará aún más su crecimiento este año y su PIB se incrementará un 3,9%, 0,3 enteros menos de lo que la organización estimaba originalmente. En 2023, el gigante asiático recuperará poco a poco el ritmo y crecerá un 4,9% para reducirlo de nuevo en 2024 con un alza anual del 4,2%.

 

“El repunte de casos de coronavirus en julio ha causado la puesta en marcha de nuevas restricciones en regiones que copan entre el 20% y el 30% del PIB chino”, advierte Euromonitor, señalando además que “China tiene un mucho menor número de camas y enfermeros para terapia intensiva que otras grandes economías”. 

 

La organización estima que la economía china no verá el final del bache de la pandemia a no ser que el consumo local se reactive, lo que es “poco probable” frente al peligro de nuevos rebrotes de contagios.