Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Swarovski desmantela su filial en España: lleva a Italia la gestión de la división de consumo

Tatiana Santamaría, responsable de la división de artículos para el público final (consumer goods) de Swarovski Ibérica, ha abandonado la compañía. También ha salido David Ayala, que ha fichado por Uno de 50.

I. P. Gestal

26 mar 2019 - 05:00

Swarovski desmantela su filial en España: lleva a Italia la gestión de la división de consumo

 

 

Swarovski da un paso más en su huida del mercado español. La compañía austriaca de cristal tallado ha trasladado a Italia la gestión de la división de bienes de consumo para España y Portugal, que hasta ahora se lideraba desde Barcelona. En el marco de esta reorganización, Tatiana Santamaría, responsable de este área, y David Ayala, director de retail y wholesale, han abandonado la compañía. Sus salidas se suman a las de Silvia Bernardini, Otto Reisinger y Thibault de Gaulejac, que pertenecían a la división industrial y que abandonaron el grupo hace justo un año.

 

El grupo deja así sin casi funciones a su oficina de Barcelona, que llegó a ser un hub europeo para Swarovski. El movimiento se enmarca en un plan de reordenación internacional de su estructura, que pasa por simplificar su actividad a través de varios clústers.

 

Uno de ellos está compuesto por Italia y la Península Ibérica y está gestionado desde Milán. Al frente de la división de artículos para el consumidor final en la región se encuentra Massimo La Greca, que desde febrero de 2017 era ya responsable de este área en el mercado italiano.

 

 

 

 

Hasta ahora, Tatiana Santamaría era la responsable de consumer goods en España y Portugal y vicepresidenta de la misma división para Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Austria y Grecia. La ejecutiva llevaba siete años en el grupo, al que se incorporó procedente de Pronovias.

 

También ha abandonado el grupo David Ayala, responsable de retail y wholesale de Swarovski en la Península Ibérica, que se ha incorporado a Uno de 50 como director comercial. Ayala fichó por Swarovski en 2001 tras cinco años en Morellato.

 

Este movimiento culmina la reestructuración que Swarovski comenzó ya el año pasado, cuando echó el cierre a una de las oficinas que tenía en Barcelona. La empresa mantiene una en Poble Nou, donde continúan trabajando equipos de márketing para el mercado español, entre otras áreas.

 

 

 

 

En el marco de esta reestructuración también abandonaron Swarovski tres altos ejecutivos del grupo que tenían su base en Barcelona: Silvia Bernardini, vicepresidenta de ventas y operaciones en Europa del Este; Otto Reisinger, vicepresidente seniro de ventas y operaciones de la división industrial, y Thibault de Gaujelac, responsable de la división de producto en Europa, Oriente Medio y África.

 

Con sede en la localidad austriaca de Wattens, Swarovski sigue en manos de la familia fundadora y tiene al frente a Robert Buchbauer, representante de su quinta generación. La empresa cerró 2016 con un ligero descenso de sus ventas del 0,3%respecto al año anterior, hasta 3.360 millones de euros, según los últimos datos disponibles.

 

La compañía, que cuenta también con un negocio de ópticas de alta precisión y otro de materiales técnicos para la construcción, cuenta con una plantilla conjunta de 32.000 trabajadores, de los cuales el 84% se concentran en el negocio del cristal tallado. Swarovski opera en 170 países y cuenta con factorías en Austria, India, Tailandia, Vietnam, Serbia y Estados Unidos.