Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sita Murt cambia de manos para asegurar la continuidad de la empresa

Los inversores catalanes Jordi Martí Taulé y Guillem Junyent Argimon han tomado el control de la compañía a través de la sociedad Knit Feelings.

Modaes

24 nov 2017 - 16:42

Sita Murt cambia de manos para asegurar la continuidad de la empresa

 

Sita Murt cambia de manos. En pleno boom de operaciones corporativas, la compañía catalana ha alcanzado un acuerdo con los inversores Jordi Martí Taulé y Guillem Junyent Argimon para vender una participación mayoritaria. En pocas semanas, Esteve Aguilera, la sociedad que hasta ahora gestionaba el negocio, entrará en liquidación y la marca y la actividad pasarán a manos de Knit Feelings.

 

El nuevo propietario del negocio inyectará el capital necesario para asegurar la viabilidad del plan de expansión que Sita Murt puso en marcha en 2016, según ha explicado la misma compañía. El nuevo accionista confía en el equipo directivo actual para emprender la nueva hoja de ruta.

 

Entre los proyectos que Sita Murt tiene sobre la mesa destaca el crecimiento en comercio electrónico y en mercados internacionales, además de la apertura de nuevos puntos de venta propios y la entrada en el sistema fast fashion, de series más cortas. En la actualidad, Sita Murt suma diez puntos de venta propios y está presente en Estados Unidos, Canadá y Japón.

 

 

El año pasado, la compañía volvió a poner el contador a cero y sentó las bases para emprender una nueva etapa después de dejar atrás un proceso concursal y una reestructuración que comportó redimensionar la empresa, cesar parte de su producción interna y el cierre de algunas tiendas.

 

Esteve Aguilera ha sido una de las empresas históricas del textil catalán, que en la década de los ochenta dio un vuelco a su estrategia para dejar de ser un grupo de poso industrial, especializada en la producción de jerséis de punto, y convertirse en una marca de moda. Detrás de este giro estaba Sita Murt, quien tomó las riendas de la empresa tras fallecer su marido, Toni Esteve. Sita Murt falleció en 2014, justo después de que la empresa abandonara los juzgados.

 

Esteve Aguilera cuenta en la actualidad con una plantilla de 75 trabajadores, de los cuales la mitad están en oficinas y, el resto, en tiendas. La compañía concluyó 2015 con una cifra de negocio por encima de los seis millones de euros.