Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Marie Claire reduce capital para compensar pérdidas tras recortar su plantilla un 40%

La compañía valenciana de íntimo, propiedad del grupo B2Tex, ha pasado de tener una fábrica de 58.000 metros cuadrados a 16.000 metros cuadrados, y ha recortado su plantilla un 40%, hasta 306 empleados.

Marie Claire reduce capital para compensar pérdidas tras recortar su plantilla un 40%
Marie Claire tiene previsto alcanzar el ‘break even’ este año.

C. Juárez

6 oct 2022 - 05:00

Marie Claire acelera su reestructuración y reduce su tamaño. La compañía valenciana de íntimo, propiedad desde 2021 de los dueños de Think Textil, ha trasladado su fábrica y ha recortado su plantilla un 40%, hasta 306 empleados, según han confirmado desde la compañía a Modaes. Además, para reestablecer su equilibrio patrimonial y evitar la causa de disolución, la empresa ha acometido una reducción de capital de cuatro millones de euros.

 

Es el segundo movimiento de este tipo que la empresa realiza tras la venta: en 2021, la compañía aprobó otra reducción de 7,4 millones de euros. Tras la nueva reducción, el capital social de la empresa ha pasado de 4,48 millones de euros a 69.160 euros con la finalidad de reestablecer el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad, disminuido a consecuencia de las pérdidas, según recoge el Registro Mercantil.

 

Los planes de Marie Claire pasan por cerrar 2022 con una facturación de diecinueve millones de euros y alcanzar el break even. En el último ejercicio, las ventas de la empresa ascendieron a veinticinco millones de euros y las pérdidas, a cuatro millones de euros.

 

 

 

 

Para financiar su crecimiento, Marie Claire ha recibido un préstamo de once millones de euros, repartidos en dos tramos, el último el pasado junio, por parte del Institut Valencià de Finances (IVF).

 

Los nuevos fondos llegan después de una reestructuración, con la que Marie Claire ha reubicado su fábrica, ubicada en Villafranca (Castellón), pasando de 58.000 metros cuadrados de superficie a 16.000 metros cuadrados de superficie.

 

Tras la reubicación, que también supuso el cierre de un centro logístico, la compañía pasó de cerca de quinientos trabajadores a 306 empleados, que actualmente están repartidos en sus oficinas de Valencia y Castellón y en la fábrica.

Actualmente, la capacidad productiva de la empresa asciende a 72 millones de pares de media al año y 21 millones de calcetines, aunque la producción actual está lejos de esas cifras. La compañía tiene externalizada desde hace varios años la fabricación de la línea de íntimo.

 

 

Un año de cambios

 

Con más de un siglo de trayectoria, los dos últimos ejercicios han sido los más convulsos para la empresa. En verano de 2021, Marie Claire pasó a manos de A2D Business Retail, una filial de B2Tex. Entonces, la empresa emprendió su relanzamiento con el fin de modernizarse y llegar a nuevos públicos.

 

Uno de los primeros pasos fue establecer un nuevo plan de viabilidad “para conseguir ser una empresa más dinámica y flexible”, explicó entonces Marie Claire. El plan consistía en realizar cambios en sus instalaciones fabriles, optimizar recursos productivos y reducir costes.

 

Para llevar a cabo este plan, Marie Claire nombró el pasado abril un nuevo director general, Vicente Ibarra, procedente de Famosa, Indietx y ToysRUs. Con Ibarra al frente, Marie Claire también se trazó el objetivo de reforzarse en el canal online y potenciar su internacionalización.

 

 

 

 

En el marco de su relanzamiento, además, Marie Claire se ha aliado con empresas más jóvenes con el objetivo de atraer nuevos públicos. En ese sentido, el pasado mayo la compañía firmó una colaboración con la empresa de joyería Singularu para el lanzamiento de una cápsula de moda de baño.

 

Fundada en 1907 de la mano de Francisca Íñigo en la localidad de Villafranca del Cid (Castellón), Marie Claire estuvo en manos de la familia Aznar hasta la década de los ochenta, cuando pasó a manos del fondo británico Harstone. En 2021, la compañía volvió a cambiar de dueño tras ser adquirida por A2D Business.