Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Marc Puig: “Llevará tiempo y esfuerzos que la adquisición de Jean Paul Gaultier dé frutos”

14 jun 2011 - 00:00

Modaes.- Tras la compra de la firma francesa Jean Paul Gaultier, Puig echa el freno. “Llevará tiempo y esfuerzos que la adquisición de Jean Paul Gaultier dé frutos”, ha asegurado Marc Puig, presidente de la compañía catalana, en la escuela de negocios Esade. “Somos prudentes en compras”, ha añadido.

A principios del pasado mayo, Puig, que figura entre los líderes mundiales de la perfumería, formalizó la adquisición de Gaultier tras pagar 30 millones de euros a Hermès por el 45% del capital. La empresa, que tiene previsto ampliar su participación, suma Gaultier a las firmas de moda Nina Ricci, Paco Rabanne y Carolina Herrera.

 

“La moda y las fragancias son negocios distintos que demandan diferentes tiempos y aptitudes”, ha señalado el presidente de Puig, que está fortaleciendo su división de moda mediante compras. La empresa cuenta con liquidez suficiente como para continuar creciendo con adquisiciones.

El lanzamiento de nuevos productos en el área de perfumería continuará siendo el pilar fundamental del crecimiento de la compañía. Entre 2005 y 2010, la empresa ha elevado sus ventas un 50%.

 

La apuesta por nuevos lanzamientos en perfumería permitió, según el directivo, superar “la espiral negativa” en la que la compañía había entrado entre 2000 y 2004, en la que las propuestas internacionales no obtuvieron el éxito deseado.

 

“En un momento de crisis como aquel, uno tiene que hacerse preguntas básicas –ha señalado Puig-; vimos como compañía que había algo que éramos capaces de hacer mejor que los demás y que nos permitía ir por el mundo a competir”. Puig define la estrategia actual de la empresa como “passion, people y performance”.

 

Entre los líderes de perfumería

Puig presentará mañana en Roma el primer perfume de la firma Valentino tras la adquisición por parte de la empresa catalana de la licencia de la fragancia. Con marcas como Valentino, Puig se ha marcado como objetivo consolidarse entre los cinco mayores grupos de perfumería del mundo.

 

“Actualmente somos un David contra seis Goliat”, ha señalado el ejecutivo, que ha añadido que “el reto es tener éxito en nuestra estrategia de consolidación en el grupo de los top, porque los fuertes se harán más fuertes y los otros tenderán a desaparecer”.

 

Con una plantilla de 3.560 empleados y filiales en 21 países, Puig cerró el ejercicio 2010 con unas ventas de 1.202 millones de euros, con un crecimiento del 22% respecto al año anterior. Actualmente, el 75% del negocio del grupo procede de los mercados internacionales.