Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Fashion StartUp Contest: los diez finalistas

Empresas de trajes hechos a medida, ropa corporativa sostenible, camisas estampadas, ropa técnica para el tenis o compraventa de excedentes textiles, entre las finalistas que optarán al premio de Fashion StartUp Contest, impulsado por Instagram y Modaes.es.

Modaes

25 ene 2022 - 04:54

Fashion StartUp Contest, segunda edición

 

 

En un sector tan competitivo como la moda, liderado por grandes grupos internacionales, pequeñas empresas con talento emergente comienzan a hacerse hueco en el mercado a golpe de innovación y creatividad. Así son los finalistas de la segunda edición de Fashion StartUp Contest, el programa impulsado por Instagram y Modaes.es, con el apoyo de EY, El Ganso y Kibo Ventures, que busca poner de nuevo en valor el dinamismo emprendedor del negocio español de la moda.

 

El jurado ha seleccionado a una decena de start ups especializadas en la moda infantil, la venta de residuos textiles o la consultoría de compañías de moda, tras valorar más de medio centenar de candidaturas. La final del concurso, que tendrá lugar el 24 de febrero en Madrid, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, albergará charlas de emprendedores y los elevator pitch de los finalistas, tras los cuales el jurado decidirá el ganador.

 

En su primera edición, cuya final tuvo lugar en formato digital en febrero de 2021, resultó ganadora la start up Sepiia, cuyo fundador y consejero delegado, Federico Sainz de Robles, se ha incorporado al jurado de la segunda edición.

 

 

 

 

El comité de expertos, encargado de elegir a los finalistas y al ganador de esta segunda edición de Fashion StartUp Contest, está formado por Irene Cano, directora general de Meta Iberia; Clemente Cebrián, cofundador de El Ganso; Covadonga García-Valdés responsable de inversiones en Kibo Ventures; el emprendedor Federico Sainz de Robles; el ejecutivo del sector Guillermo Corominas; Juan Hurtado, al frente del área de clientes de moda en España de Meta; Alessandro Manetti, consejero delegado de Istituto Europeo di Design (IED) en España; Ignacio Sierra, director general corporativo de Tendam; Javier Vello, socio responsable del área de consumo e industria retail de EY para España, Italia y Portugal, y Christian De Angelis, cofundador de Modaes.

 

El premio incluye el soporte y asesoramiento en campañas en Instagram y Facebook, impartido por el gigante tecnológico, un bono de 15.000 euros para publicidad en Instagram y Facebook; coaching de Clemente Cebrián, fundador de El Ganso; ochenta horas de consultoría de business plan impartidas por EY y dos sesiones de mentoring con el equipo de Kibo Ventures.  El ganador también contará con apoyo en forma de difusión en Modaes.es y una suscripción al diario durante un año, además de la invitación a eventos y programas de formación.

 

 

 

 

Los finalistas de Fashion StartUp Contest 2021 son:

 

 

Alohas

 

Alohas está especializada en calzado y fue fundada en 2015 por Alejandro Porras, quien comenzó su trayectoria en moda vendiendo menorquinas en Hawái. En los últimos años, la empresa ha adoptado un modelo de negocio bajo pedido, lanzando una colección cada veinte días y prevendiéndola con descuento.

 

En el ejercicio de la pandemia, la compañía cuadriplicó su negocio, hasta 5,9 millones de euros, y para 2021 tenía la ambición de facturar hasta veinte millones. Actualmente, la empresa distribuye sus colecciones a través de su plataforma propia y a través de otros operadores, además de estar presente en El Corte Inglés.

 

 

Brava Fabrics


Ramón Barbero e Iván Monells emprendieron con Brava Fabrics tras haberse conocido en un MBA de Esade y haber trabajado en un proyecto común. Con una inversión inicial de 50.000 euros, los emprendedores se embarcaron en el proyecto de la venta de camisas estampadas a través de la Red. Todas las piezas se crean usando algodón sostenible y la fabricación se realiza en instalaciones en España y Portugal. 

 

La compañía pasó por Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, presidente de Mercadona, y cerró el ejercicio de la pandemia duplicando su facturación, hasta 3,5 millones de euros.

 

 

Bund 


Tras un viaje a Shanghái, los arquitectos Carlos Soriano y Álvaro García de Tiedra pusieron en marcha Bund, una start up de trajes a medida con materiales italianos y técnicas de sastrería china. Posteriormente, Juan Fabiani, médico y amigo de los dos socios, se unió a Bund Company para desarrollar conjuntamente el proyecto, impulsado con una inversión inicial de 3.000 euros.

 

La compañía cerró su primer ejercicio con una facturación de entre 175.000 euros y 200.000 euros y, para 2022, Bund planea aumentar el ticket medio hasta 450 euros y generar unas ventas de entre 750.000 euros y un millón de euros. 

 

 

Circoolar


Nacida en 2019 de la mano de Luis Ribó y Celina Tamagnini, Circoolar está especializada en moda corporativa sostenible para empresas. La empresa ha trabajado con empresas como Isdin, Los Hermanos Torres o Restaurante el Posit, entre otras.

 

El año pasado, antes de verano, la empresa cerró su primera ronda de financiación y levantó 100.000 euros. Tras obtener un crédito Enisa, la empresa se puso en marcha para impulsar su negocio con el foco puesto en el sector de la restauración y la hostelería. En 2020, la empresa cerró su primer ejercicio con 156.000 euros de facturación y 22 clientes. 

 

 

 

 

Infinite Athletic


Infinite Athletic, especializada en la producción de camisetas y zapatillas para la práctica del tenis, echó a andar a finales de 2020 de la mano de François Devy, Isaac Nogués y Francesc Jiménez, tres exejecutivos del grupo gerundense de hilatura Nylstar, uno de los mayores del país.

 

La start up tiene su sede en el espacio Reimagine Textile del Tecnocampus de Mataró y de momento no ha dado entrada a socios externos en su capital. El objetivo de la compañía pasaba facturar 400.000 euros en el primer ejercicio, finalizado a finales del año pasado.

 

 

Kraft&Walkers


Kraft&Walkers fue fundada de la mano de tres emprendedores ajenos al sector de la moda: Rodrigo Navalón, que fue consultor en PwC; Lucas Monroy, con experiencia en el ámbito de la comunicación, y Javier Arias, exejecutivo de Unilever. La inversión inicial para la puesta en marcha de la empresa fue de 120.000 euros. La compañía basa su negocio en dos modelos: una tienda multimarca de marcas emergentes y otra de asesoría y consultoría para estas empresas.

 

El perfil de las marcas que venden en Kraft&Walkers va desde compañías emergentes a start ups de moda que sólo cuentan con su canal de ecommerce. Entre ellas se encuentran Sepiia, Name the Brand, Abre Vilma, Black&Coral, Bruna, Vanylu o Valentina Gari, entre otras.

 

 

Recovo


Inspirada en el modelo de negocio de Too Good to Go, Recovo es un marketplace que se encarga de conectar empresas del sector de la moda para dar salida a sus excedentes textiles. La empresa fue fundada en mayo del año pasado por Mónica Rodríguez, procedente del departamento de producto en Bershka, y Marta Iglesias, ex de Tropicfeel y del departamento de compras de Stradivarius.

 

De momento, el equipo de Recovo está formado por siete personas y entre ellas se encuentra Gonzalo Sáenz, procedente de empresas como L’Oréal o Luxottica y antiguo responsable de international trade marketing para Europa y Latinoamérica de Tous. En los próximos meses, la empresa centrará sus esfuerzos en reforzar su presencia en Italia y Portugal, además de lanzar su web en portugués, italiano y español. 

 

 

Timpers


Timpers está especializada en zapatillas diseñadas por personas ciegas y el 100% de su plantilla está compuesta por personas con diversidad funcional, incluyendo sus fundadores. La compañía también cuenta con apoyo de la aceleradora de empresas Lanzadera y, desde noviembre del año pasado cuenta con un punto de venta físico en el centro comercial Saler (Valencia), impulsado por la incubadora.

 

Timpers nació en el seno de un equipo de fútbol de la Once, en Valencia, de la mano de Aitor Carratalá, su entrenador, Roberto Mohedano, guía, y Diego Soliveres, jugador del equipo. En 2019, su primer año de actividad, la empresa facturó 150.000 euros en ventas.

 

 

 

 

Twin&Chic


Twin&Chic, nacida en San Sebastián en 2018, está especializada en moda infantil sostenible y está liderada por Erika Gómez, fundadora y consejera delegada, que se ha rodeado de ejecutivos de amplia trayectoria en el sector. En su consejo de administración se encuentran ejecutivos como como Luis Lara, socio de la consultora Retalent y con trayectoria en compañías como Inditex o Pronovias, o Juanjo Azkárate, presidente de CCC y cofundador de Womenalia.

 

El plan de negocio de Twin&Chic pasa por superar el millón de euros de facturación en 2022, con planes para consolidar los actuales mercados en los que opera y la entrada en nuevos territorios con enfoque en Asia (ya está presente en Japón y Corea del Sur) y América. La empresa cerró el pasado noviembre su segunda ronda de financiación a través de la plataforma de crowdfunding La Bolsa Social.

 

 

Zer Era


Las diseñadoras Ane Castro Sudupe y Núria Costa Ginjaume son las fundadoras de Zer Era, especializada en prendas de moda sostenibles, transformables y adaptables. La digitalización forma parte de su proceso productivo y prototipan la ropa a través de herramientas digitales para reducir prototipos realizados hasta obtener el definitivo. 

 

Dentro de Zer Era, la compañía cuenta con una línea de investigación textil en la que utiliza técnicas de fabricación digital mediante el uso de impresión 3D, lo que permite producir prendas sin generar residuo.