Back Stage

El lujo encuentra refugio en el ‘affordable luxury’ para seguir creciendo un 3% hasta 2027

El sector aumentará sus ventas cerca del 6% en 2022, según datos de Euromonitor, y continuará al alza en los próximos cinco años, aunque a un menor ritmo. La consultora lista el alquiler y la menor lealtad del cliente entre las tendencias a futuro del lujo.

El lujo encuentra refugio en el ‘affordable luxury’ para seguir creciendo un 3% hasta 2027
El 48% de los consumidores “prefieren gastar su dinero en experiencias, más que en cosas”, lo que pone al lujo en una posición complicada para retener clientes.

I. Carmona

4 ene 2023 - 05:00

El lujo se renueva para seguir cabalgando la ola. De cara a los próximos cinco años, el sector cambiará de cara, con un repunte en la tendencia por el affordable luxury, el asentamiento de nuevos modelos de negocio como el alquiler y una cada vez menor lealtad por parte del consumidor, según previsiones de Euromonitor.

 

Estas serán algunas de las claves para el crecimiento del sector hasta 2027, con una media de alza en sus ventas del 3% en el próximo lustro. Para 2022, la consultora estima un crecimiento de cerca del 6% en la cifra de negocio del mercado, una ralentización frente al alza de más del 10% que experimentó en 2021, remontando frente al golpe de la pandemia.

 

“El lujo, que normalmente es inmune a muchas normas del mercado, ha sentido el impacto de las dificultades macroeconómicas en el último año y los consumidores aún sufren las consecuencias de la crisis energética en Europa”, señala Euromonitor.

 

 

 

 

“Los clientes, especialmente los de generación Z y los millennials, siguen queriendo gastar, pero también están esforzándose en ahorrar”, explica la consultora, que señala que el nicho del lujo accesible será clave en los próximos años. El 69% de los consumidores “buscan nuevas maneras de ahorrar y simplificar su gasto”, según Euromonitor International’s 2022 Voice of the Consumer.

 

Otra de las tendencias que marcarán el lujo en el próximo lustro son los nuevos modelos de negocio como el alquiler de prendas. “Esto permite a los consumidores acceder a bienes de lujo a un precio bajo”, apunta Euromonitor. En el último año, el 38% de los consumidores han optado por alquilar un artículo en lugar de comprarlo.

 

Por otro lado, la fidelidad de los consumidores por una marca en específico bajará. “Los consumidores son cada vez menos leales y buscan las mejores inversiones”, explica la organización. El 48% de los consumidores “prefieren gastar su dinero en experiencias, más que en cosas”, lo que pone al lujo en una posición complicada para retener clientes.

 

 

 

 

“El sector deberá incluir opciones que sean más asequibles y basadas en el valor, las marcas de lujo que quieran liderar el sector deberán responder en consecuencia”, advierte Euromonitor.

 

Tapestry, grupo estadounidense dueño de Coach y Kate Spade, anunció el pasado septiembre la puesta en marcha de una estrategia totalmente opuesta. Todd Kahn, consejero delegado del grupo, sentenció en la presentación anual con inversores que la empresa había “terminado” con el concepto de lujo accesible, propio de las empresas estadounidenses del sector, y había sentado las bases de una nueva estrategia de reposicionamiento, lejos de este segmento, sin descuentos, y más cerca del concepto francés de lujo.

 

La estrategia, que tiene como objetivo alcanzar unas ventas de 8.000 millones de dólares en 2025, se basa en cuatro pilares: reactivar su relación con el consumidor, crecer de forma “sostenible” con su negocio principal, bolsos y marroquinería, y acelerar con calzado y prendas; mejorar la experiencia omnicanal del cliente y priorizar el negocio en sus dos principales mercados: Norteamérica y China.

 

A causa de las restricciones que han truncado el comercio en el mercado chino en el último año, Estados Unidos se ha convertido en un foco cada vez más importante para el lujo, que ha concentrado históricamente la mayoría de sus ventas en China.

 

Según el último informe Retail and Technology Outlook: Facing the Headwinds de Coresight Research, los consumidores chinos potenciarán el consumo de lujo en Estados Unidos en cuanto se normalicen los viajes internacionales.

 

El mercado estadounidense cuenta con una gran población de ávidos consumidores que están familiarizados con las marcas de renombre de lujo”, señala el informe de la compañía de investigación de mercado. En Europa, por su parte, el consumo del sector dependerá cada vez más de clientes locales y su crecimiento se ralentizará el próximo año.