Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Estados Unidos veta las importaciones de Xinjiang: firma la Ley de Prevención de Trabajo Forzoso Uigur

La ley se ha oficiado con la firma del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. La normativa vetará todos los productos de la región china, a excepción de que los fabricantes demuestren que no se violaron los derechos humanos en la producción.

Modaes

30 dic 2021 - 10:21

Estados Unidos veta las importaciones de Xinjiang: firma la Ley de Prevención de Trabajo Forzoso Uigur

 

 

Xinjiang desaparecerá de Estados Unidos. El país ha oficiado la Ley de Prevención de Trabajo Forzoso Uigur, que ha sido firmada por Joe Biden, presidente del país, ultimando así la prohibición de importación de todo producto proveniente de Xinjiang.


La normativa vetará todos los artículos de la región china, a excepción de que los fabricantes puedan demostrar ante la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza que no se violó ninguno de los derechos humanos durante el proceso de producción. Para ello, el departamento de seguridad nacional de los Estados Unidos elaborará una lista de entidades que tengan relación comercial con Xinjiang.

 

 

 

 

Estados Unidos ya anunció el pasado enero la prohibición de importaciones de algodón procedente de la región china de Xinjiang. La primera medida tomada por Washington para “restringir el uso de trabajos de detenidos o personas en prisión en la región, además de otras violaciones a los derechos fundamentales”.

 

El proyecto de ley pasó a mediados de diciembre por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que la aprobó, y fue sometida a votación en el Senado del país antes de ser remitida y, finalmente, firmada, por Biden.

 

La crisis de Xinjiang lleva más de un año turbando las aguas de la moda. A finales de 2019, se destapó una red de instalaciones similares a campos de concentración en cultivos de algodón en los que trabajan, de manera forzosa, la población uigur y otros grupos musulmanes, una situación que se ha calificado como “genocidio en curso” por el Senado estadounidense. La región de Xinjiang copa el 20% de la producción mundial de algodón.

 

Canadá, Reino Unido y la Unión Europea también se han sumado al movimiento en contra de Xinjiang y han actuado para gestionar la importación de algodón de la zona. Estados Unidos, sin embargo, será el primer país en llevar a cabo una legislación que frene la importación de bienes procedentes de la región, desde la producción directa hasta aquella vinculada indirectamente.