Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Shein refuerza su capacidad logística tras un acuerdo con la aerolínea China Southern Airlines

El gigante chino del ultra fast fashion ha firmado un acuerdo con China Southern Airlines Logistics (Csal) para duplicar su capacidad logística tanto a escala nacional como internacional. Ambas empresas han calificado el pacto como una “estrategia de valor a largo plazo”.

Shein refuerza su capacidad logística tras un acuerdo con la aerolínea China Southern Airlines
Ambas empresas han calificado el pacto como una “estrategia de valor a largo plazo”, destinada a profundizar el desarrollo de la cadena de suministro.

Modaes

1 ago 2022 - 11:43

Shein refuerza su músculo logístico. La compañía china convertida en el mayor fenómeno del sector a base de precios ultra bajos ha llegado a un acuerdo de cooperación estratégica con China Southern Airlines Logistics (Csal) para duplicar su capacidad logística.  

 

Según ha informado Csal en un comunicado, el acuerdo ha sido impulsado, en gran medida, por el plan quinquenal del país, centrado en la expansión de la logística en el área transfronteriza.

 

Ambas empresas han calificado el pacto como una “estrategia de valor a largo plazo”, destinada a profundizar el desarrollo de la cadena de suministro, reforzando el movimiento de mercancías tanto a escala nacional como internacional.

 

El plan quinquenal presentado por Administración de Aviación Civil de China a principios de 2022 supone el décimo cuarto plan estratégico de este tipo enfocado a centrar el crecimiento del volumen de la carga aérea.

 

China Southern Airlines es una de las mayores aerolíneas del país chino y cuenta con más de 860 aviones de carga y pasajeros. Csal actúa como su brazo logístico y opera a través de varios centros de operaciones ubicados en las ciudades de Guangzhou y Shanghái.

 

 

 

 

Tras la firma de la operación, ambas empresas prevén un aumento de la capacidad aérea, y han hecho referencia a un “posible acuerdo de exclusividad” en cuanto a la ampliación de sus almacenes, lo que supondrá el desarrollo conjunto de Shein y Csal.

 

El acuerdo con Csal es el último esfuerzo de Shein por reforzar la capacidad de su cadena de suministro. El pasado febrero, el gigante chino anunció sus planes de invertir 15.000 millones de yuanes (2.075 millones de euros) para construir un centro de aprovisionamiento en Guangzhou.

 

Shein echó a andar en 2008 de la mano de Chris Xu. Cuatro años después de su fundación, la empresa adoptó el nombre de SheInside, antecesor del actual. La compañía, que en los últimos años se ha posicionado como la reina del ultra fast fashion a escala global, basa su modelo en dos factores: la cercanía con las fábricas, lo que le permite adaptar su oferta constantemente, y su distribución, que únicamente se apoya en el online, facilitando así su velocidad de adaptación y el lanzamiento de productos.

 

El grupo chino ha pasado de facturar cincuenta millones de dólares en 2012 a 10.000 millones en 2020, lo que supone un crecimiento medio del 100% cada año. Para 2022, según previsiones de Morgan Stanley, podría llegar a 20.000 millones de dólares, convirtiéndose en la mayor marca de distribución de moda del mundo.