Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Primark proyecta la apertura de su primer centro logístico en España

17 nov 2009 - 00:00

Primark quiere dar un paso más en el mercado español con la construcción de su primer centro logístico en el país. La compañía cuenta actualmente con quince establecimientos en la Península Ibérica, catorce en España y uno en Lisboa (Portugal), pero la carencia de un almacén obliga al grupo a importar diariamente artículos desde Londres y Dublín. "Queremos tener un centro en Madrid a corto plazo, posiblemente en 2010", señala el director general de Primark Iberia, José Luis Martínez de Larramendi, en declaraciones a Cinco Días.La compañía, que se introdujo en España en 2006, ha registrado un fuerte crecimiento en este mercado y se ha beneficiado, además, de los efectos de la crisis, que ha aumentado el atractivo de su oferta de artículos de moda a precios reducidos. "Superamos claramente las expectativas", afirma Martínez de Larramendi. Ahora, Primark quiere continuar su crecimiento en España aprovechando la coyuntura de bajos precios en el mercado inmobiliario. La compañía sólo cuenta actualmente con locales en centros comerciales de la periferia, con superficies de entre 3.000 y 5.000 metros cuadrados, pero planea la apertura de establecimientos en el centro de las ciudades, con locales a pie de calle. Estas tiendas, que ayudarán al grupo competir con sus rivales Zara y H&M, tendrán "un alto componente de moda", explica el directivo. Aunque Primark no ha hecho pública su planificación de aperturas, el objetivo es replicar la estrategia mantenida en Reino Unido e Irlanda, donde la mitad de sus establecimientos están a pie de calle. La empresa, propiedad del conglomerado industrial Associated British Foods (ABF), que en España también controla Azucarera Ebro, abrirá en diciembre un nuevo establecimiento en Oporto, mientras que Martínez de Larramendi apunta que en España todavía no está presente en ciudades como Valencia, Sevilla y Málaga. El directivo afirma que Primark Ibérica mantiene un mejor ritmo de ventas que el conjunto del grupo, que en 2008 obtuvo una facturación de 2.396 millones de euros, tras un alza del 21%, aunque no especifica detalles.