Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Pimkie pacta el ERE con los trabajadores con 52 despidos y 30 días de indemnización

La cadena francesa, controlada en España por Young Fashion Group desde finales del año pasado, cerrará finalmente quince tiendas, una menos de lo previsto, reduciendo al mínimo su presencia en el país.

Iria P. Gestal

26 abr 2022 - 05:00

Pimkie pacta el ERE con los trabajadores

 

 

Pimkie se repliega en España. La cadena francesa, controlada en España por Young Fashion Group desde finales del año pasado, ha llegado a un acuerdo con los trabajadores para realizar un expediente de regulación de empleo (ERE) con el despido de 52 trabajadores. Las indemnizaciones se situarán en treinta días de salario por año trabajado,  con un máximo de trece mensualidades.

 

Finalmente, la compañía echará el cierre a quince tiendas, una menos de lo previsto: el establecimiento de Leganés (Madrid) sí permanecerá abierto. En total, la empresa cerrará nueve tiendas en centros comerciales y seis a pie de calle, justificadas por las abultadas pérdidas que encadena la cadena en los últimos años. 

 

En concreto, las tiendas que cerrarán serán las de Nueva Condomina (Churra), Plaza Norte 2 (San Sebastián de los Reyes), Plaza Río 2 (Madrid), Airesur (Castilleja de la Cuesta), Gran Turia (Xirivella), La Vital (Gandía), Bonaire (Aldaia), Splau (Cornellà de Llobregat), La Maquinista (Barcelona) y Rambla Principal (Vilanova i la Geltru), además de sus tiendas a pie de calle en la avenida Bartolomé Rosello (Ibiza), en la calle General Aguilera (Ciudad Real), en Joan Maragall (Girona), en Sant Pere (Lloret de Mar) y en las calles Comercio de Linares (Jaén) y Toledo.

 

 

 

 

En la mesa negociadora, los representantes de los trabajadores también han pactado que, de cerrarse alguna tienda más en los próximos meses, se apliquen las mismas condiciones pactadas. Aunque en Madrid Pimkie sí tiene representación sindical, no ha estado involucrada en estas negociaciones. Tras el ajuste, la compañía pasará a tener menos de veinte tiendas en el mercado español y poco más de cien trabajadores.

 

La compañía cerró 2020 con una facturación de 24,6 millones de euros en el mercado español, frente a los 48,5 millones de 2019, según las últimas cuentas de la sociedad Dimodes depositadas en el Registro Mercantil.

 

Las pérdidas se situaron en 9,2 millones de euros, frente a los números rojos de 1,3 millones de 2019. “Como consecuencia de las pérdidas acumuladas, así como de la incertidumbre derivada de la pandemia del Covid-19, la dirección de la sociedad ha aprobado un plan de cierre de un número relevante de tiendas para el ejercicio 2021”, adelantaba la empresa.

 

 

 

 

“Estos factores son indicativos de la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para aplicar el principio de empresa en funcionamiento”, continuaba la compañía, que apuntaba como factores mitigantes que la sociedad presentaba un patrimonio neto positivo y que estaba en marcha un plan de reducción de costes y estructura. En el marco de este plan, la empresa dotó 1,2 millones de euros como provisión por las pérdidas asociadas al cierre de tiendas y otros 110.000 euros por “desmantelamiento”.

 

Pimkie lleva años reduciendo su presencia en el mercado español: en 2019, la empresa presentó un ERE sobre 89 empleados y en 2020 realizó un segundo expediente sobre otros cincuenta, la mayoría de ellos de logística, tras vender su nave logística en Granollers (Barcelona) a Prologis.

 

En noviembre de 2021, la compañía gala cedió la gestión de su red de tiendas en el territorio español al grupo alemán Young Fashion Group con un contrato de masterfranquicia. La empresa alemana también tiene el control de las tiendas de Pimkie en Portugal y Alemania y de su canal online en República Checa y Austria.

 

A escala global, Pimkie está liderada desde principios de 2022 por Philippe Favre, experto en reestructuraciones. Con anterioridad, Favre ya había trabajado en la filial de moda del grupo Mulliez (que controla también Jules, Bizzbee, Orsay, Rouge Gorge y Grain de Malice), donde lideró una reestructuración que supuso el despido de 177 personas.

 

El grupo Mulliez, aún en manos de la familia fundadora, nació en 1955 y es dueño de gigantes de la gran distribución como Leroy Merlin, Decathlon, Norauto, Orsay y Alcampo