Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Esprit prepara el lanzamiento de una nueva cadena a partir de su segunda línea Edc

Modaes

15 may 2013 - 11:46

Esprit apuesta por Edc, la que hasta ahora es la segunda línea de la marca. La compañía tiene previsto convertirla en una cadena independiente y posicionarla en el sector del denim unisex a nivel internacional, según ha confirmado en un evento para accionistas Armin Broger, presidente de Edc y ex presidente de Levi Strauss.

 

Edc planea lanzar una imagen renovada de marca en la primavera de 2014. Con este nuevo concepto, la compañía quiere abrir tiendas propias y apostar también por los corners y las franquicias.

 

Broger, que ha trabajo en compañías como Diesel, Tommy Hilfiger o 7 For All Mankind, cree que existe un nicho de mercado para una enseña como Edc, debido a que las marcas más establecidas del sector tienen un modelo de distribución antiguo y debilitado.

 

Más de la mitad de la facturación de Edc proviene de países germánicos como Alemania, Austria y Suiza, mientras casi el 20% lo copa la región de Asia-Pacífico. Edc finalizó el ejercicio 2012 con una cifra de negocio de 7.504 millones de dólares de Hong Kong (744,65 millones de euros). La facturación global de Esprit se situó en 30.165 millones de dólares de Hong Kong (2.993 millones de euros).

 

Este cambio se enmarca dentro del plan de reestructuración con el que Esprit prevé salir de la mala situación financiera que atraviesa. La compañía ha renovado su cúpula directiva, con el fichaje de varios ex directivos de Inditex, como Juan Chaparro, Elena Lazcanotegui y José Antonio Ramos, así como a un nuevo consejero delegado, el también ex directivo del grupo gallego, José Manuel Martínez Gutiérrez.

 

Esprit entró en pérdidas en el primer semestre de su ejercicio, cuando redujo un 18% su facturación en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. El grupo de distribución de moda cerró los seis primeros meses con pérdidas de 465 millones de dólares de Hong Kong (45,85 millones de euros).

 

El pasado noviembre, la compañía realizó una emisión de títulos que le permitió captar 667 millones de dólares (516 millones de euros), en la que vendió 641,1 millones de acciones. Con el capital captado, el grupo anunció que financiaría un plan de reorganización que llevaría a cabo en los próximos cuatro años.