Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Crocs también prevé que la crisis de la ‘supply chain’ penalice su negocio en 2022

La empresa estadounidense, especializada en calzado, ha compartido en una conferencia con analistas que en 2022 espera ver su negocio afectado por las consecuentes modificaciones en la cadena de suministro tras la crisis de los últimos meses.

Modaes

22 feb 2022 - 17:30

Tienda de Crocs

 

 

Crocs tampoco es inmune a la crisis de la supply chain. El grupo estadounidense, especializado en calzado, ha explicado en una conferencia con analistas que las interrupciones en la cadena de suministro relacionadas con los cierres de las fábricas en Vietnam en 2021 y el colapso del transporte, “seguirán pesando a la empresa y pasará factura en 2022”.

 

Anne Mehlman, directora financiera de Crocs, también señaló que los retrasos relacionados con la crisis del transporte, en la carga y en el tránsito de los envíos comenzaron a perjudicar al negocio, especialmente en la región de Europa, Oriente Próximo y África (Emea).

 

 

 

 

La compañía cerró 2021 con un alza interanual del 67%, hasta 2.313 millones de dólares. Respecto a niveles prepandemia, el crecimiento fue del 88%. De este modo, la empresa encadena cuatro años de crecimiento interanual. El año de la pandemia, Crocs no sólo no redujo su cifra de negocio, sino que la incrementó un 13%, hasta 1.385 millones de dólares. La empresa explicó que la buena evolución se debe a la reducción de promociones y al aumento del precio de sus productos.

 

Para el primer trimestre del ejercicio actual, Crocs prevé que sus ventas, excluyendo las de Heydude, adquirida el pasado diciembre por 2.500 millones de dólares, crezcan un 20% y estima un impacto de 75 millones de dólares en su margen bruto a causa de los costes aéreos de transporte. Además, el grupo de calzado invertirá destinará un presupuesto de entre 170 y 200 millones de dólares en reforzar su red de logística.

 

El grupo estadounidense se encuentra inmerso en un agresivo plan de crecimiento a 2026 que tiene como objetivo facturar 6.000 millones de euros, con un crecimiento medio anual del 17%. La compañía se apoyará principalmente en las ventas digitales, que prevé que copen la mitad de su facturación total de aquí a cinco años.