Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Blanco prepara otro ajuste de plantilla ante la presión del nuevo fondo

La empresa ha comunicado hoy a los representantes legales de los trabajadores que presentará un expediente de regulación de empleo.

C. Pareja

14 sep 2016 - 18:27

Con el horizonte puesto en 2017, el nuevo dueño de Blanco sólo ve viable la continuidad de la cadena tras un redimensionamiento. Tras la venta de Blanco por parte de Alhokair a un fondo dubaití por 83 millones de euros, el nuevo dueño de la cadena madrileña exige a la dirección de la compañía un nuevo ajuste de plantilla para encontrar la rentabilidad y asegurar un futuro a medio plazo.

 

“El nuevo fondo de inversión cree en el producto y en el concepto de Blanco, pero ve necesario un nuevo ERE y redimensionar la compañía”, añaden fuentes de la compañía. La dirección de la cadena se reunirá en los próximos días con el fondo para ultimar los detalles, ya que de momento no ha trascendido las magnitudes del ERE ni a qué departamentos afectará.

 

Blanco ha comunicado hoy a los representantes de los trabajadores que presentará un expediente de regulación de empleo, lo que implica la apertura de un período de consultas a partir del 3 de octubre que se prolongará durante 30 días naturales.

 

Para ello, la compañía ha enviado esta tarde una comunicación formal a todos los centros de trabajo que no cuentan con representación sindical en este momento para que la designen. “Este proceso de reestructuración es necesario para asegurar la competitividad y la rentabilidad de la empresa y asegurar su futuro a largo plazo”, asegura la compañía en un comunicado.

 

 

 

 

“A pesar de las continuas inversiones, Blanco continúa teniendo dificultades para reactivar el negocio e impulsar a la compañía hacia la rentabilidad. La caída de la rentabilidad ha llevado a la empresa a una situación insostenible”, asegura el grupo madrileño. “En vista de esta circunstancia, tras un estudio exhaustivo por parte del nuevo equipo directivo del actual modelo de negocio, y tras mantener conversaciones con el nuevo propietario, se ha visto necesario adoptar diversas medidas”, añade.

 

El grupo saudí Alhokair aceptó el pasado junio la oferta de un fondo gestionado por un banco de inversión con sede en Dubái para adquirir la cadena textil Blanco por un importe de 350 millones de riales (83,1 millones de euros) en cinco plazos anuales, según informó el grupo árabe.

 

El consejo de administración de la firma saudí evaluó la oferta y finalmente recibió el visto bueno de la junta de accionistas, donde el presidente del órgano de dirección, Fawaz Alhokair Abdulaziz, es uno de los socios del fondo de inversión que se hizo finalmente con la cadena madrileña.