Empresa

Bimba y Lola vuelve a beneficios y gana 15,7 millones en 2021

Como ya había adelantado, la compañía gallega de moda terminó el ejercicio (finalizado el 28 de febrero de 2022) con unos ingresos de 216,5 millones de euros, un 31% más que en el ejercicio 2020.

Bimba y Lola vuelve a beneficios y gana 15,7 millones en 2021
Bimba y Lola finalizó 2021 con unos ingresos de 216,5 millones de euros, un 31% más que en 2020.

Modaes

20 jul 2022 - 11:17

Bimba y Lola vuelve a la senda de la rentabilidad. La compañía gallega, controlada por la familia Domínguez, ha finalizado el ejercicio 2021 con un resultado neto positivo de 15,7 millones de euros, frente a las pérdidas de cinco millones de euros de 2020.

 

El beneficio neto se vio impactado por amortizaciones y provisiones excepcionales provocadas por el cierre de tiendas y la cancelación del lanzamiento de la marca en Rusia, interrumpido por el estallido de la guerra en Ucrania. La compañía no precisa a cuánto se elevan esos gastos.

 

Como ya había adelantado, la empresa finalizó el año fiscal (cerrado el 28 de febrero de 2022) con unos ingresos de 216,5 millones de euros, un 31% más que en 2020 y sólo un 4,6% por debajo de 2019. Las ventas en tiendas se dispararon un 54% y el canal online aportó el 22% de la facturación.

 

Todos los indicadores de rentabilidad mejoraron respecto al año pasado. El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 34,1 millones de euros, el doble que el año anterior y muy cerca de los 35,9 millones de euros de 2019.

 

 

Bimba y Lola finalizó 2021 con un resultado bruto de explotación (ebitda) de 34,1 millones de euros, más del doble que en 2020

 

 

“La evolución del ebitda representa la completa recuperación de los márgenes operativos de l negocio, pese a los condicionantes que continuaron afectando al sector durante 2021”, explica la compañía. El margen de ebitda se situó en el 15,8%.

 

Bimba y Lola mantiene también una sólida posición financiera, con una caja neta de más de treinta millones de euros a cierre del ejercicio. “Somos conscientes de que este año en curso vuelve a presentarse con retos complejos a escala internacional y local, pero nosotros seguimos volcados con nuestro proyecto para consolidar Bimba y Lola como una marca global”, explica en un comunicado José Manuel Martínez Gutiérrez, consejero delegado de la empresa.

 

El crecimiento internacional ha vuelto a ser, de hecho, uno de los motores de las ventas en 2021, copando el 38% de la cifra de negocio total. A cierre de 2021, la empresa contaba con 271 puntos de venta en veinte países, a los que se suma presencia online en 43 mercados.

 

Bimba y Lola, fundada en 2005 por María y Uxía Domínguez y en manos de la familia fundadora, ha sumado nuevos mercados en los últimos dos años pese a las restricciones de la pandemia. La compañía ha entrado en Alemania, Guatemala, Países Bajos y Polonia.

Para el primer semestre, tenía previsto entrar en China, pero por el momento no ha abierto ninguna tienda. Desde que se trazó el plan, la situación se ha complicado en el país debido a los confinamientos para frenar el avance del país y compañías como Inditex o H&M han reducido su presencia en el mercado.

 

Para 2022, Bimba y Lola tiene previsto continuar invirtiendo en la automatización de sus centros logísticos y la modernización de sus sistemas informáticos. La empresa tiene su sede en Mos (Vigo).