Líder en información
económica del negocio
de la moda

Cosmética

Avon se reordena en España tras el Covid-19: externaliza logística y traslada su sede

La compañía estadounidense de cosmética, especializada en la venta directa, ha dejado Alcalá de Henares para trasladarse a Campo de las Naciones, en Madrid.

Modaes

8 abr 2021 - 04:53

Avon se reordena en España tras el Covid-19: externaliza logística y traslada su sede

 

 

Avon tiene nueva casa en el mercado español. La compañía estadounidense de cosmética, especializada en la venta directa y propiedad de la brasileña Avon, ha externalizado su logística y ha trasladado su cuartel general en el país de Alcalá de Henares al área de Campo de las Naciones, en Madrid.

 

La empresa se ha instalado en el Edificio Cristalia, en el número 3 de la calle Vía de los Poblados del barrio de Hortaleza. El parque empresarial se encuentra junto a Ifema y muy cerca del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

 

Hasta ahora, Avon contaba con un complejo de 24.000 metros cuadrados de superficie en Alcalá de Henares, donde incluía oficinas, centro logístico y su única tienda propia en la Península Ibérica. La empresa mantiene otra en Canarias para gestionar los pedidos del archipiélago.

 

 

 

 

Como parte del cambio, la empresa ha traspasado la unidad productiva, que se encargaba de preparar y gestionar los pedidos, así como sus empleados, a un operador externo, cuyo nombre no ha trascendido. Ya en sus cuentas de 2018, la empresa apuntaba que estaba buscando comprador las instalaciones de Alcalá de Henares, que tenía en propiedad.

 

El objetivo del cambio, según explicaba la empresa en su último informe de gestión, es “trasladarse a un nuevo centro de trabajo más cercano a Madrid y mejor adaptado a las necesidades actuales del negocio”.

 

Avon es pionera del modelo de venta directa, con una distribución articulada a través de una red de seis millones distribuidoras en todo el mundo que venden los productos puerta a puerta. Sin embargo, en los últimos años la empresa ha cambiado su modelo de negocio para convertirse en una empresa totalmente digital.

 

 

 

 

Actualmente, casi todas las distribuidoras del grupo ya compran los productos online, mientras que antes realizaban los pedidos en la sede o por teléfono. Además, Avon ha lanzado una plataforma de ecommerce para el consumidor final, gestionada por cada distribuidora según la ubicación.

 

Desde finales del año pasado, el grupo está pilotado en el mercado español por Mateo Lecocq, que tomó las riendas del país tras más de una década en la compañía, a la que se incorporó en 2007. 

 

Según los últimos datos disponibles, Avon cerró el ejercicio 2018 con una facturación de 84,8 millones de euros en el mercado español, frente a los 107,6 millones de 2017. Aun así, la empresa regresó a números negros, con un beneficio de 1,5 millones de euros, tras las pérdidas de 3,6 millones del año anterior. El grupo está desde principios de 2020 en manos de la brasileña Natura, propietaria también de The Body Shop y Aesop.