Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Progreso, adaptación y estrategia: la hoja de ruta de la digitalización

Las empresas líderes en innovación siguen el Paths o cinco elementos con los que establecen modelos de innovación eficaces y crean los sistemas del futuro.

Nerea Zaballa

3 mar 2020 - 04:50

Progreso, adaptación y estrategia: la hoja de ruta de la digitalización

 

 

Progreso, adaptación y estrategia. Estos son tres de los pasos que, según Accenture, deben seguir las compañías para no quedarse atrás en la transformación digital. Este proceso, que debe realizarse de manera constante, puede suponer una diferencia de hasta 20.000 millones de dólares en la facturación de las compañías.

 

En 2023, lo que califica Accenture como las empresas líderes en innovación se desmarcarán aún más de las empresas rezagadas, aquellas que usan la tecnología como solución puntual. Esta distancia se representará en un 46% en su facturación en sus cuentas anuales.

 

Para aprovechar al máximo la tecnología, Accenture propone el modelo Paths: progreso, adaptación, tiempo de adopción, trabajadores humanos + máquinas y estrategia. El primer factor clave será el progreso, desvincular los datos y establecer conexiones con todos los puntos de la cadena de valor. Las empresas líderes, aquellas que no se aferran a los sistemas actuales, transforman el triple que las empresas rezagadas.

 

 

El siguiente elemento es la adaptación. Las compañías deben asegurarse de que sus sistemas tecnológicos puedan responder y ser flexibles ante las condiciones cambiantes del mercado. El 83% de las empresas líderes del informe aseguraron que es importante desvincularse de las infraestructuras heredadas. En este proceso, la nube no es un simple espacio para acumular datos, sino que se convierte en la herramienta perfecta para adaptar la innovación en silos.

 

Por otro lado, el tiempo de adaptación gana importancia en el nuevo entorno. Las empresas rezagadas experimentan con la nueva tecnología, pero no se planifican ni realizan un seguimiento de estos procesos. En cambio, El 90% de las empresas líderes adopta más tecnologías y de una manera más rápida.

 

Otro de los puntos a tener en cuenta es la relación entre trabajador y máquina. Las compañías líderes crean y desarrollan profesionales cuyo rendimiento mejora gracias a la tecnología, combinando el aprendizaje práctico con la inteligencia artificial o la analítica.

 

 

Con este planteamiento, las empresas generan una mayor implicación de los profesionales y mejoran también su eficacia. Además, el informe también apunta que sin un reciclaje formativo, el 52% de las capacidades del personal de las tecnologías de la innovación se habrán quedado obsoletas en tres años.

 

Todos estos puntos convergen en el último eje clave: la estrategia. La forma en la que la empresa desarrolla su red de inversiones tecnológicas determinará su preparación para afrontar errores y aprovechar oportunidades. Gracias a este seguimiento, las empresas líderes obtienen datos, con los que a su vez generan confianza y atienden mejor a las necesidades de sus grupos de interés.