Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

Teresa Helbig, de nuevo Premio L’Oréal

Virginia Fernández

5 feb 2012 - 20:29

Último día de desfiles en el pabellón 14 de Ifema. Jornada maratoniana con desfiles dobles, presentaciones en el Off y premio a la mejor colección incluida.

 

La propuesta flapper de Teresa Helbig se ha llevado este año el premio L’Oréal. Tras hacerse con el mismo galardón en septiembre de 2010 con su segunda colección, la quinta inspirada en los años 20 y sus clubes de jazz bien lo ha merecido de nuevo. 

 

La última jornada ha dejado ver propuestas para todos los gustos. La primera en desfilar ha sido Maya Hansen, la corsetera de la pasarela, con una propuesta algo más alejada del ya clásico corsé. Y es que Maya Hansen parte de la creación del corsé para aplicarlo a otras prendas como vestidos y americanas. De esa forma, la diseñadora intenta desvincularse del mundo del burlesque y la lencería.

 

Martin Lamothe, o lo que es lo mismo, Elena Martín, continúa creciendo como creadora. En esta ocasión la catalana propone una colección cien por cien brit, en la que al ritmo de Blur mezcla con maestría tejidos ligeros con puntos tricotados gruesos. Colores otoñales extraídos de los paisajes campestres británicos dominan la paleta cromática.

 

Sita Murt se mantiene en terreno conocido. Su especialidad es el punto y la diseñadora lo explota de mil y una formas. Diseños femeninos elaborados con técnicas artesanales para una mujer joven.

 

La firma TCN se desdobla: en la 080 Barcelona presenta su colección de lencería y en Mercedes Benz Fashion Week Madrid la de street wear. Una colección en la que la prenda estrella es el pantalón, y en la que Totón Comella lo presenta en forma de chándal baggy y pantalón pijama deluxe.

 

María Escoté y Carlos Díez comparten desfile doble desde hace varias temporadas. Puede que sea porque los dos congenian estupendamente o porque ambos se caracterizan por sorprender, innovar y no conformarse, algo que sin duda se agradece, más tras cuatro días de desfiles non-stop.

 

La tarde ha sido para Sara Coleman y María Barros. La primera ha presentado una colección que ha roto la continuidad marcada por sus compañeros. En vez de inspirarse en décadas pasadas, Coleman ha decidido mirar al futuro e imaginarse cómo vestiremos cuando llegue. ¿El color estrella? Gris plata, sin lugar a dudas.

 

María Barros ha hecho del drapeado su leit motiv. La diseñadora gallega los coloca en el bajo de las faldas, cinturillas de pantalones y hombros en los vestidos.

 

La semana de la moda madrileña concluye como es habitual con el desfile de los peleteros Miguel Marinero y Jesús Lorenzo.