Líder en información
económica del negocio
de la moda

American Apparel

American Apparel

American Apparel es una compañía estaodunidense de distribución con sede en Los Ángeles. La empresa fue fundada en 1989 por Dov Charney, que salió de la compañía en 2014. Desde 2017, tras un segundo concurso de acreedores, la empresa pasó a manos de Gildan Activewear.
American Apparel vuelve a España
American Apparel vuelve a España

Por Iria P. Gestal

17 may 2018 - 05:00

La compañía canadiense finalizó la compra de la marca a principios de 2017. Por el momento, la firma operará en el mercado ibérico únicamente a través del canal online.
American Apparel: ¿cuál es el precio del patriotismo?
American Apparel: ¿cuál es el precio del patriotismo?

Por Modaes

5 may 2017 - 18:20

La compañía lanzará una nueva plataforma de ecommerce en el tercer trimestre, donde ofrecerá a sus usuarios comprar prendas made in USA, un 20% más caras que las producidas en otros mercados. 
Dov Charney: “El ‘fast fashion’ está acabado”
Dov Charney: “El ‘fast fashion’ está acabado”

Por Lorenzo Molina / Iria P. Gestal

19 abr 2017 - 04:57

Dos años después de salir de la compañía que él mismo fundó, American Apparel, el emprendedor canadiense ya tiene un nuevo proyecto en marcha. De su experiencia con American Apparel, dice, ha aprendido “la maldad” del capital.

Lo más leído

American Apparel: ¿cuál es el precio del patriotismo?
American Apparel: ¿cuál es el precio del patriotismo?

Por Modaes

5 may 2017 - 18:20

La compañía lanzará una nueva plataforma de ecommerce en el tercer trimestre, donde ofrecerá a sus usuarios comprar prendas made in USA, un 20% más caras que las producidas en otros mercados. 
2016, el año en que la moda en EEUU tuvo un ‘déjà vu’ con la crisis

Por Custodio Pareja

29 dic 2016 - 04:54

¿Qué tienen en común Abercrombie&Fitch, J. Crew, Urban Outfitters, Guess o Macy’s? Todas son estadounidenses y todas han visto en el ejercicio 2016 cómo sus cuentas de resultado se resentían. El consumo, los nuevos operadores y el agotamiento de los canales tradicionales han llevado a los principales operadores del negocio de la moda en Estados Unidos a vivir una nueva crisis.