Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Salvador Illa: “Las rebajas son un reclamo que pueden facilitar las aglomeraciones, no están permitidas”

El ministro de Sanidad ha reiterado hoy que las rebajas en puntos de venta físicos están prohibidas, después de que el Ministerio de Comercio dejara la puerta abierta.

Modaes

13 may 2020 - 20:56

Salvador Illa: “Las rebajas son un reclamo que pueden facilitar las aglomeraciones, no están permitidas”

 

 

“Hay que evitar las aglomeraciones y puesto que las rebajas son un reclamo que pueden facilitar las aglomeraciones, no están permitidas”. Con esta frase, Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha terminado con la polémica de los últimos dos días en sectores como la moda respecto a la posibilidad o no de realizar rebajas con la reapertura de las tiendas.

 

El Boletín Oficial del Estado recogió el pasado sábado la prohibición de realizar rebajas para impedir aglomeraciones, restringiendo los descuentos al ámbito online. El martes, sin embargo, el Ministerio de Comercio se dirigió por escrito a algunos retailers para decirles que dejaba abierta la puerta a las rebajas.

 

“Es así de claro y contundente”, ha afirmado Illa en respuesta a los periodistas. “Las rebajas y ofertas online están permitidas, pero todo aquello que provoque aglomeraciones físicas no está permitido, las rebajas pueden suscitar estas aglomeraciones”, desarrolló.

 

La disposición adicional segunda de la Orden Ministerial 399/2020, emitida por el Ministerio de Sanidad, ha motivado durante los últimos días un gran desconcierto entre los comerciantes. La Orden Ministerial señala que “los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones”, a excepción de en el comercio online.

 

La prohibición de las rebajas físicas por parte del Gobierno llega en un momento que las marcas, especialmente las de moda, está cargadas de stock tras el cierre de los puntos de venta físicos por el estado de alarma decretado para frenar el coronavirus.