Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Saadia Zahidi (WEF): “La geoeconomía y la geopolítica han llegado para quedarse”

Los salarios continuarán estrechándose y harán la población más vulnerable y la desglobalización se asentará como una de las megatendencias de los próximos años, pero hay luz al final del túnel, según el último análisis del WEF.

Saadia Zahidi (WEF): “La geoeconomía y la geopolítica han llegado para quedarse”
De hecho, un 65% de los economistas aseguran que en las economías de mayores ingresos se perderá poder adquisitivo.

Modaes

29 sep 2022 - 05:00

La geografía se adueña de la economía. Los economistas del World Economic Forum (WEF) han iniciado el curso con un nuevo análisis de la situación mundial y el pronóstico es claro: si en mayo la economía mundial estaba en medio de la tormenta perfecta, ahora la proyección es aún más oscura, así lo ha asegurado durante la presentación Saadia Zahidi, economista jefe y directora general del WEF.

 

Los economistas apuntan que la desglobalización se mantendrá los próximos años como una gran megatendencia global, reconfigurando el tablero de la economía mundial “La geoeconomía y la geopolítica han llegado para quedarse”, ha sentenciado Zahidi.

 

“El 70% de los economistas encuestados cree que una recesión se cierne sobre la economía global, en 2022 o en 2023”, ha afirmado la economista jefe del WEF. Los expertos vaticinan que la inflación se mantendrá alta, pero la previsión en este ámbito es mejor que la realizada en mayo. Otro de los puntos calientes de la economía a lo largo del globo es la pérdida de poder adquisitivo de la ciudadanía. El WEF apunta que el valor real de los sueldos continuará cayendo los próximos meses.

 

De hecho, un 65% de los economistas aseguran que en las economías de mayores ingresos se perderá poder adquisitivo y un 50% afirma que la pobreza aumentará. Cifras no muy dispares a las de las economías emergentes, donde un 68% de los economistas defienden que caerá el valor de los salarios y un 58% sostiene que la pobreza aumentará.

 

 

 

 

La economía sobre la que se muestran menos optimistas los economistas es la europea, donde sólo un 14% de los panelistas espera crecimiento económico moderado para 2022 o 2023. En concreto, los economistas han señalado que la eurozona es el territorio con un mayor riesgo de estanflación.

 

Entre las grandes potencias, los economistas esperan comportamientos dispares. Mientras que Estados Unidos anotará un buen 2022 y un 2023 más flojo, la economía China se ralentizará en 2022, para crecer con más fuerza el año siguiente.

 

Aunque la organización guarda un consejo para todas las economías: el objetivo de inflación al 2% no es realista. “Estamos hablando de fenómenos como la desglobalización o el nearshoring; en este contexto, es normal que la inflación aumente y seguirá haciéndolo durante un tiempo más”, ha asegurado la economista jefa de Gulf International Bank (GIB).

 

A pesar de los nubarrones, los economistas han afirmado que existe luz al final del túnel y que las empresas pueden salir más fuertes si hacen los deberes. “La clave es adaptarse”, ha recomendado Zahidi. La economista apunta que las compañías deben diversificar en producto o en posición geográfica y no dejar pasar el tren de la transición verde.