Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El mercado del lujo volverá a la senda del crecimiento tras repuntar en 2021

El mercado del lujo en general, que acumula 1,1 billones de euros actualmente, ha visto impulsado su crecimiento durante 2021 gracias al consumo de las generaciones Z e Y, que se espera que representen el 70% de las ventas para 2025.

Modaes

11 nov 2021 - 19:25

El mercado del lujo volverá a la senda del crecimiento tras repuntar en 2021

 

 

La recuperación del comercio en China, el aumento del gasto local en Estados Unidos y la solidez del canal online permitirán que la industria del lujo vuelva a niveles de 2019 en el cuarto trimestre del año, según apunta la vigésima edición del informe Estudio de la industria del lujo de Bain&Company, presentado hoy en Milán en colaboración con Fondazione Altagamma, la fundación de la industria de fabricantes de artículos de lujo italianos.

 

Tras la contracción en ventas que experimentó el sector del lujo en 2020, provocada por el estallido del Covid-19, el mercado de bienes personales de lujo ha crecido un 29% hasta 283.000 millones de euros, lo que supone un aumento de un 1% en comparación con la cifra registrada en el mismo periodo de 2019.

 

En su estudio, la consultora Bain&Company asegura que el mercado de artículos de lujo personales podría alcanzar 380.000 millones de euros en 2025, recogiendo un crecimiento sostenido anual de hasta el 8%.

 

Actualmente, el mercado del lujo en general sigue por debajo de los niveles registrados en el año prepandémico. Hasta ahora, el mercado del lujo acumula 1,1 billones euros y su reactivación se ha visto impulsada, sobre todo, por el aumento del consumo de bienes de lujo entre las generaciones Z e Y, que, según los datos proporcionados por la consultora, representarán el 70% del mercado en 2025.

 

 

 

 

Durante el segundo y tercer trimestre de 2021, la industria del lujo volvió a crecer respecto a 2019 y Bain&Company señala que el resultado más probable para el cuarto trimestre será un crecimiento del mercado de un 1%.

 

El nuevo mapa del lujo está resurgiendo: América acumula un 31% del mercado mundial del lujo y asciende su facturación hasta 89.000 millones de euros, mientras que China representa el 21% del mercado total con unos ingresos de 60.000 millones. Por otro lado, también destacó en el consumo de lujo la región de Oriente Medio, en especial Dubai y Arabia Saudí.

 

En Europa, Japón y el resto de Asia, las ventas se recuperaron parcialmente durante el último año y, hasta ahora, no se han recuperado los niveles registrados previamente al estallido del Covid-19. Se espera que Japón vuelva a los niveles anteriores a la pandemia en 2023 y que Europa lo haga en 2024.

 

Por otro lado, el mercado de segunda mano se ha disparado en 2021 hasta alcanzar 33.000 millones de euros, impulsado por el aumento de la demanda y un escenario competitivo en crecimiento. El mercado de segunda mano ha crecido un 65% entre 2017 y 2021, en comparación al incremento del 12% que experimentó el lujo de primera mano durante el mismo periodo.

 

 

 

 

El canal digital también experimentó un alza del 50% entre 2019 y 2020, y un 27% entre 2020 y 2021. Ahora, el valor de mercado estimado para el canal online es de 62.000 millones de euros, gracias a la buena acogida del canal por parte de los consumidores durante el Covid-19.

 

Los sitios web de las firmas de lujo representan el 40% del segmento online, en comparación al 30% que representaban en 2019. Para este año, la clave de la recuperación fueron las tiendas online y monomarca combinadas, que liderarán el crecimiento a corto plazo, según los datos proporcionados por la consultora.

 

En los últimos veinte años, las marcas líderes han incrementado su participación en el mercado, que ahora representa cerca del 33%, frente al 17% que representaban en 2000. Las firmas emergentes, sin embargo, representan el 2% del mercado, aunque están experimentando un crecimiento más rápido que el promedio del mercado en general.

 

Actualmente, los consumidores prefieren invertir en bienes de lujo como muebles, diseño, comida y vino, antes que en experiencias como viajes u hoteles. Sin embargo, con la reducción de las medidas restrictivas por la pandemia y la vuelta a los viajes, puede que estos datos experimenten un giro.

 

Según Bean&Company, la crisis marcará un punto de inflexión para el lujo y, a partir de ahora, las marcas de lujo continuarán redefiniéndose a sí mismas y ampliando su misión más allá de la creatividad, impulsando su expansión a través del cambio social y cultural.