Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Supreme renueva su equipo tras pasar a manos de VF Corporation y nombra nuevo director creativo

Tremaine Emory, fundador de la firma Denim Tears y la plataforma creativa No Vacancy Inn, se ha incorporado al equipo creativo de la firma esta misma semana, donde trabajará junto a James Jebbia, fundador de Supreme.

Modaes

16 feb 2022 - 10:45

Tienda de Supreme en Los Ángeles

 

 

Supreme encara una nueva era. La empresa estadounidense de moda, propiedad de VF Corporation desde finales de 2020, ha nombrado a Tremaine Emory, fundador de la marca de denim Denim Tears, como director creativo. El nombramiento se ha hecho efectivo esta semana y Emory trabajará en el equipo de diseño de la firma junto a James Jebbia, fundador de Supreme, según Business of Fashion. En paralelo, el creativo también seguirá liderando el departamento creativo de Denim Tears.

 

Hasta 2018 y durante quince años, la dirección creativa de Supreme la había liderado Brendon Babenzien, que el año pasado se puso al frente del equipo de diseño de la compañía estadounidense de distribución de moda J.Crew, tras ser rescatada del concurso de acreedores por Anchorage en 2020.

 

Emory, criado en el barrio de Queens (Nueva York) y basado en Los Ángeles, también es cofundador de la plataforma creativa No Vacancy Inn, que acoge a un colectivo cultural de música, moda y vida nocturna, y trabajó junto a creativos como Virgil Abloh o Kanye West para trasladar la cultura afroamericana hasta la moda. El creativo cuenta con experiencia colaborando con marcas como Off-White, Converse, Levi’s, Nike o Asics, y trabajó durante nueve años en Marc Jacobs, propiedad del conglomerado francés de lujo LVMH.

 

Este es uno de los mayores nombramientos que Supreme ha llevado a cabo tras pasar a manos de VF Corporation, dueño de The North Face y Timberland, a finales de 2020 por 2.100 millones de dólares. Para el ejercicio fiscal 2022, VF Corporation preveía que la firma estadounidense aportara al grupo 500 millones de dólares de facturación y 0,2 dólares de beneficio por acción.

 

 

 

 

El origen de Supreme se remonta a 1994 en Nueva York, cuando fue fundada por James Jebbia como una tienda de moda urbana especializada en el skateboarding. Con los años, la tienda de Jebbia en Manhattan se convirtió en el epicentro del skate local, atrayendo no sólo a los fans del monopatín, sino también a miembros de la comunidad punk y del hip-hop. 

 

Posteriormente, el salto al mainstream de la firma llegó gracias a las colaboraciones con grandes marcas deportivas como Nike, Fila, o The North Face, entre muchas otras. En los últimos años, la empresa también ha ganado repercusión en el sector del lujo, aliándose con firmas como Comme des Garçons o Louis Vuitton. Actualmente, Supreme opera con una decena de tiendas, aproximadamente, distribuidas entre París, Londres, Milán, Los Ángeles y Tokio, y cuenta con sede en Estados Unidos.

 

Por su parte, VF Corporation cerró los nueve primeros meses del ejercicio actual, (finalizados el pasado diciembre) con un incremento interanual de sus ventas del 35%, hasta 9.017 millones de dólares. En el periodo, la compañía se situó sólo un 0,3% por debajo del mismo periodo de 2019, cuando registró una facturación de 9.049 millones de dólares.

 

El conglomerado estadounidense cuenta en su cartera con las firmas Vans, The North Face, Timberland, Dickies, Altra, Eastpack, Icebreaker, Jansport, Kipling, Napapijri, Smartwool y, desde finales de 2020, Supreme.