Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Privalia dispara su beneficio antes del Covid-19 gracias a la venta de negocio en México

La compañía española, propiedad del grupo francés Veepee, ganó 130,8 millones de euros el año pasado, frente a los 12,8 millones del ejercicio anterior.

Modaes

3 dic 2020 - 10:04

Privalia dispara su beneficio antes del Covid-19 gracias a la venta de negocio en México

 

 

Privalia dispara su beneficio gracias a la venta de su filial en México. La compañía española de ecommerce, propiedad del grupo francés Veepee, finalizó el ejercicio 2019 con un resultado de 130,8 millones de euros, frente a los 12,8 millones del ejercicio anterior, según ha adelantado CincoDías.

 

El impulso registrado en el último ejercicio antes del golpe del Covid-19 se debe a la venta de su negocio en México a Grupo Axo. Además, la empresa se hizo con el 100% de la sociedad Lola&Little Kids Fashion.

 

La facturación de la compañía, que mantiene presencia en Italia, España y Brasil, se situó en 218,27 millones de euros, un 1,5% más que el año anterior. Privalia finalizó el ejercicio con un fondo de maniobra positivo de 148 millones de euros y una deuda con entidades de crédito de 25 millones, siete millones menos que el año anterior.

 

 

 

 

La empresa explica en el informe de gestión que está revisando su plan de negocio para este año con el objetivo de adaptarlo “a la nueva realidad económica” tras el estallido de la pandemia. La empresa abría la puerta a la renegociación de contratos y un expediente de regulación temporal de empleo (Erte).

 

En el primer trimestre de 2020, Privalia redujo un 4,9% su facturación, pese a que su modelo de negocio ha sido de los menos afectados por el coronavirus. La empresa opera únicamente online y está especializada en la venta de stocks, en un momento en que el mercado se inundó de mercancía por el cierre de tiendas.

 

Privalia fue fundada en 2006 por Lucas Carné y José Manuel Villanueva y está liderada desde 2015 por Albert Serrano. Un año después, Veepee (entonces Vente Privee) tomó el control de la compañía.