Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Prada toma aire hasta 2012 tras refinanciar su deuda con la banca

5 ago 2009 - 00:00

Miuccia Prada y Patrizio Bertelli respiran tranquilos. Prada Holding, el vehículo de inversión a través del cual el matrimonio controla el 95% de Prada, ha logrado refinanciar hasta 2012 una deuda de 450 millones de euros. Tras meses de negociaciones, la histórica casa italiana de moda alivia así sus tensiones de tesorería y esquiva la posibilidad de presentar el equivalente italiano al concurso de creedores o de abrir su capital para obtener recursos.El grupo de bancos de acreedores (formado por Intesa Sanpaolo, Calyon, Unicredit, Banca Leonardo, Banco Popolare y Centrobanca) ha accedido a posponer tres años el pago de la deuda. Prada debía haber hecho frente a compromisos por cien millones de euros el pasado julio y los 350 millones de euros restantes vencían en julio de 2010, según WWD. Con este acuerdo, Bertelli, consejero delegado de la compañía, consigue margen de maniobra para ejecutar su plan estratégico, que pasa por aumentar la red de tiendas propias para que en 2011 generen el 70% del negocio del grupo. En 2008, la compañía invirtió 158,7 millones de euros en nuevos establecimientos y al cierre del ejercicio contaba con una red 238 puntos de venta. La crisis ha pasado factura también a Prada, que además de la enseña que da nombre al grupo cuenta con las marcas Car Shoe, Miu Miu y Church’s. El año pasado la empresa vio como su resultado bruto de explotación (ebitda) se desplomó un 10,7% (hasta 282,2 millones de euros) y su facturación se redujo hasta 1.650 millones, con una caída del 0,7% respecto al ejercicio precedente. La deuda total de Prada se sitúa en 537,4 millones de euros, mientras la de Prada Holding, con sede en Amsterdam, asciende a 650 millones de euros.