Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Pimkie ficha a un experto en reestructuraciones como nuevo director general

Philippe Favre, que hasta ahora estaba al frente de la compañía de reestructuraciones Prospheres, sustituirá en Pimkie a Yann Hinsinger, que anunció su salida del grupo galo a mediados de diciembre.

Modaes

11 ene 2022 - 11:40

Philipe Favre, director general de Pimkie

 

 

Pimkie rearma su cúpula con un experto en reestructuraciones. La empresa gala, propiedad de la familia Mulliez, ha nombrado a Philippe Favre como nuevo director general. El ejecutivo releva en el cargo a Yann Hinsinger, que comunicó su salida el pasado diciembre.

 

Hasta ahora, Favré ocupaba el puesto de director general en Prospheres, especializada en reestructuraciones, y también presidió durante tres años la marca francesa Go Sport, especializada en la distribución de moda y equipamiento deportiva.

 

Años atrás, el directivo ya trabajó en FashionCube, matriz de Pimkie. De 2016 a 2017 Favré lideró una reestructuración en la marca francesa de moda femenina Grain de Malice, que afectó a 177 empleados. Un año después, ocupó el puesto de director general en Mellow Yellow, una de las marcas de Groupe Éram y dirigió la fusión de las firmas masculinas Jules y Brice, en el grupo francés Happy Chic.

 

 

 

 

A mediados de diciembre, la compañía gala anunció la salida de Yann Hinsinger, director general desde septiembre de 2019, y la de Alain Sallé, director financiero de la empresa desde hacía dos años.

 

Pimkie fue fundada en Francia en 1971, opera en 26 países y cuenta con una red de cerca de 700 establecimientos, la mitad de ellos el mercado francés. La empresa emplea a más de 1.700 personas y pertenece a la Asociación Familiar Mulliez, el mismo grupo que controla Decathlon, Leroy Merlin o Alcampo.

 

Pimkie desembarcó en el mercado español en 1991 y opera en el país d la mano de la sociedad Dimodes. Según los últimos datos disponibles, la empresa cerró 2019 con una facturación de 48,5 millones de euros en España, lo que supuso una reducción del 8,8% de sus ventas respecto al año anterior. A escala internacional, el grupo facturaba 500 millones de euros antes del Covid-19.