Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Lucas Carné se pasa al ladrillo un año después de la venta de Privalia a Vente Privee

El cofundador de la plataforma de venta online Privalia constituye una sociedad para invertir en el sector inmobiliario. Vente Privee pagó 444 millones de euros por Privalia.

P. Riaño

26 abr 2017 - 04:54

Otro empresario forjado en el negocio de la moda salta al ladrillo tras captar un ingreso millonario. Lucas Carné, cofundador de Privalia, se lanza a la inversión inmobiliaria con una nueva sociedad, justo cuando se cumple un año de la venta de Privalia al grupo francés Vente Privee por más de 444 millones de euros.

 

El empresario ha constituido la sociedad Nido de Agapornios, en la cual figura como socio único. La sociedad, con un capital inicial de 50.000 euros, tiene como objeto social la “compraventa, intermediación, arrendamiento, la administración, urbanización y promoción inmobiliaria de solares, terrenos y fincas (…)”. Nido de Agapornios tiene sede en el número 118 de la calle Roger de Llúria, en Barcelona.

 

En abril de 2016, el gigante galo Vente Privee se hizo con el cien por cien de Privalia por 444,1 millones de euros, el equivalente a 24 veces el resultado bruto de explotación (ebitda) de la compañía catalana. En el momento de la operación, Lucas Carné y José Manuel Villanueva, cofundadores de la empresa, controlaban el 6% del capital de Privalia cada uno.

 

 

 

 

Con su entrada en el sector inmobiliario, Lucas Carné sigue los pasos de otros empresarios como Manel Adell, consejero delegado de Desigual hasta 2012. Tras vender a Thomas Meyer el 30% del capital de Desigual, Adell se incorporó a diversos consejos de administración, pero también dedicó parte de su tiempo a la inversión en el sector inmobiliario: en 2016, por ejemplo, se hizo con el Edificio Condeminas, situado en el número 11 del paseo Colón, en Barcelona.

 

Privalia inició su actividad en 2006 de la mano de Lucas Carné y José Manuel Villanueva, dos ex directivos de la consultora Bain&Co que vieron en el modelo de negocio de la venta de stocks de marcas de moda a través de Internet un filón para crecer. 

 

Tras la venta a Vente Privee, Carné y Villanueva continúan al frente de la compañía y han asumido también la gestión del negocio de Vente Privee en España. A la espera de que Privalia dé a conocer sus resultados del ejercicio 2016, la empresa concluyó 2015 con los primeros números negros de su historia. 

 

La compañía finalizó el último año con un beneficio neto de once millones de euros y un ebitda de 18,4 millones de euros. En cuanto a su facturación, el ecommerce español registró una cifra de negocio de 405 millones de euros, frente a los 345,4 millones del ejercicio anterior.