Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Friday’s Project culmina la reestructuración de su modelo de negocio

10 nov 2009 - 00:00

Friday's Project podría haber encontrado su modelo de negocio definitivo. Al menos eso cree el propietario de la cadena de moda joven, Julián Imaz. Fundada en 2006, Friday's Project se enfrenta a la crisis con una estructura reducida al mínimo gracias a la externalización de la mayoría de sus procesos.La compañía, con sede en Arenys de Mar (Barcelona), cuenta con una plantilla formada por tres personas. La empresa sólo mantiene dentro de su estructura el control de la relación con los proveedores y las tareas relacionadas con la imagen de marca. El diseño, fabricación y distribución se ha externalizado. La empresa compra el 70% de sus colecciones a proveedores asiáticos. El 30% restante proceden de Comdipunt, compañía también propiedad de Julián Imaz y uno de los principales proveedores de Inditex. Comdipunt elabora sus prendas entre Portugal y Turquia y las diseña en Arenys de Munt, en las instalaciones que comparte con Friday's Project. En cuanto a la distribución, la cadena de moda ha decidido apostar definitivamente por las franquicias. Tras abrir establecimientos de grandes dimensiones en las principales calles de España, Imaz se vio obligado a reorientar su estrategia ya que el reducido precio de las prendas de Friday’s Project no cubría los costes. La compañía cuenta actualmente con una red de noventa establecimientos, la mayoría de ellos en España. Friday's Project cerrará el año con un total de 32 aperturas. Según Imaz, la cifra de negocio de sus franquiciados se situará en 40 millones de euros al cierre de 2009. Con un tiquet medio de quince euros, Friday's Project ha decidido centrarse en una sola marca. Así, el grupo dejará atrás enseñas como Double Agent y apuesta únicamente por la marca Friday's Project, caracterizada por una gran letra "a" roja sobre fondo negro.