Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Carlos Delso deja Louis Vuitton y ficha por Suárez

P. Riaño/ S. García

14 mar 2013 - 04:51

Carlos Delso, uno de los principales ejecutivos de la industria del lujo en España, cambia de compañía. El hasta ahora director general en España de Louis Vuitton abandona la empresa del gigante francés LVMH para fichar por el grupo español de joyería Suárez. Delso se incorpora a la empresa española en plena etapa de crecimiento internacional.

 

Según han confirmado a Modaes.es fuentes de la empresa, Carlos Delso se suma a Suárez como director general. Delso estará al frente de la firma fundada en 1942, mientras Guillermo Padellano continuará dirigiendo Aristocrazy, la línea joven del grupo de joyería.

 

Licenciado en Administración de Empresas y PDG por Iese, Delso estaba al frente de la filial española de Louis Vuitton desde 2007. Además de España, el directivo gestionaba los mercados de Portugal y Marruecos de la firma.

 

Antes de incorporarse a Louis Vuitton, el directivo lideró la filial para España y Portugal de Guerlain, también propiedad de LVMH. Su bagaje procede del sector de la gran distribución, ya que ha pasado por compañías como Johnson & Johnson, Pepsico o Unilever.

 

Delso abandona Louis Vuitton tras pilotar una gran operación para la firma de complementos. La enseña pondrá en marcha un flagship store en Paseo de Gracia de Barcelona (vía que atrae a un gran número de turistas, principales clientes del lujo en España) en el número 80. Esta tienda, que cuenta con 550 metros cuadrados y está ubicada en la antigua sede de Ibercaja, sustituirá a la del número 82, donde se instalará Cartier.

 

Fundado en Bilbao por Emiliano Suárez Faffian, el grupo Suárez está especializado en el diseño, fabricación y distribución de joyería y alta relojería. Aunque en sus inicios la compañía creció en su ciudad de fundación, en 1982 Suárez abrió la que sería su primera tienda en Madrid.

 

La expansión en el mercado español del grupo no se aceleró hasta 2003, cuando la compañía inauguró un establecimiento en la ciudad de Barcelona. Siete años más tarde, Suárez abrió la que, hasta el momento, es su última tienda propia, ubicada en Marbella.

 

Además de las cinco tiendas propias que tiene el grupo Suárez, la compañía familiar cuenta con presencia con corners en nueve centros de El Corte Inglés situados en las ciudades de Barcelona, Bilbao, Madrid (con presencia en tres complejos comerciales), Murcia, Sevilla, Valencia y Zaragoza.