Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Lucha accionarial por el capital de la cadena de bolsos de Misako

5 jun 2009 - 00:00

El éxito de Misako, que ha logrado un fuerte crecimiento en sus doce años de vida gracias a un innovador modelo de negocio, no ha evitado un enfrentamiento entre sus accionistas. Mario Coll, fundador y consejero delegado de la compañía, ha abandonado la empresa por diferencias con el resto de accionistas. Las riendas del grupo han sido tomadas ahora por Àlex García, que representa a los otros socios de la empresa, las familias García y Torres, fundadoras de la cadena Stradivarius, que hoy forma parte del grupo Inditex. La familia Coll continúa en el accionariado.Según indicó ayer el diario Expansión, las diferencias entre las familias fundadoras de Misako podrían responder a la negativa de los Coll a abrir el accionariado del grupo. Ahora, fuentes cercanas a la familia señalan que están buscando financiación para recuperar el control de la compañía. La dirección de la empresa señala, en cambio, que la salida de Coll permitirá “dar un nuevo impulso y profesionalizar el grupo”. Misako, fundada en Barcelona en 1997, basa su oferta en bolsos y otros artículos de moda a precios asequibles, unitarios para toda su gama. En 2008, el grupo logró una facturación de 36 millones de euros, un diez por ciento más que en el año anterior, y completó una red de 49 tiendas. El modelo de negocio de Misako ha demostrado su fortaleza en mitad de la crisis y en los cuatro primeros meses de 2009 ha elevado sus ventas un 21%. La compañía, que produce sus bolsos en cinco fábricas en China que trabajan en exclusiva para la empresa, logra precios bajos gracias a la utilización de materiales baratos, como PVC y nylon. En India, el grupo inició hace unos años la fabricación de productos textiles, con los que en los últimos años ha diversificado su oferta.