Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

La siesta de Lagerfeld

18 may 2009 - 00:00

¡Resuelto! El enigma sobre las gafas de sol de Karl Lagerfeld ya tiene respuesta. El diseñador alemán no utiliza este complemento para proteger sus ojos del sol, ni siquiera para estar más aún a la moda, sino para echar una discreta siesta en las reuniones de trabajo o cuando su interlocutor le aburre.Arnaud Maillard, el que fuera durante quince años asistente del kaiser de la moda, acaba de publicar el libro Karl Lagerfeld y yo, que saldrá al mercado próximamente y del que el diario Bild ha adelantado ya algunos fragmentos. El antiguo asistente del descubridor de Claudia Schiffer se recrea en algunos de los secretos más personales del modisto, como que se enfunda cada mañana en una faja o que viste vaqueros de mujer de la talla 34. Adicto a la Coca-Cola Light, el creador dedica media hora diaria a arreglar su coleta y su maquillaje, según Maillard. Otro de los secretos que desvela el libro es que el diseñador de Chanel fue el inventor de las camisas de cuello alto que caracterizan su atuendo, cuyo único objetivo es ocultar sus arrugas. Nacido en 1933 en Hamburgo (Alemania), Lagerfeld procede de una familia de sueca de banqueros, que hizo fortuna al introducir la leche en polvo en Alemania. A los 14 años, el creador emigró a París y a los 17 años ganó a través de un concurso un puesto en la casa Pierre Balmain. Está por ver si Lagerfeld tomará medidas contra el autor del libro, pero es probable que el título despierte la curiosidad de los adictos a los diseños del creador alemán.