Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Sin tregua para los costes: las empresas de EEUU anticipan una subida “sustancial” este año

Por primera vez desde que la US Fashion Industry Association (Usfia) elabora su encuesta anual, el cien por cien de los panelistas reconoce un incremento de costes. Lejos de moderarse, la previsión es pesimista para el cierre de año.

Sin tregua para los costes: las empresas de EEUU anticipan una subida “sustancial” este año
El informe está elaborado por los profesores Sheng Lu y Anna Matteson

C. J.

21 jul 2022 - 05:00

Sustancial o modesta, pero subida. Nunca había habido tal consenso en la encuesta anual de la US Fashion Industry Association (Usfia): el 100% de los panelistas sostiene que los costes de aprovisionamiento subirán durante este ejercicio. La moda arrastra ya meses de inflación, y el matiz se encuentran entre los que creen que será modesta (algo más de la mitad) y los que creen que será sustancial (alrededor de un 40%).

 

El informe, elaborado por los profesores Sheng Lu y Anna Matteson, revela que un 54,8% de los encuestados prevé un incremento modesto de los costes de aprovisionamiento en 2022, frente al 33,3% de 2021 y el 19% de 2020.

 

Otro 38,7% cree que será sustancial, dos puntos más que en 2021 y casi cuatro veces más que en 2020, cuando apenas llegaba al 9,5%. Se trata del récord histórico de la encuesta, que comenzó a elaborarse en 2014. En cambio, sólo un 6,5% contemplan un cambio moderado.

 

 

 

 

Otros años, la cuota de participantes que preveían un descenso de los costes había llegado a superar el 20%, mientras que en la edición de 2022 nadie contempla siquiera esta posibilidad. Aunque la subida se arrastraba ya desde 2021, la guerra en Ucrania ha agravado la inflación en toda la cadena de valor del sector.

 

El mayor consenso se da en las materias primas: un 100% prevé una subida, y un 46,9% cree que será sustancial. La segunda opción más común es la subida de costes de transporte y logística, que contemplan el 91% de participantes. Para el 62,5% de ellos, será sustancial.

 

La mayoría de las empresas, el 84%, también prevé que los costes de la mano de obra subirán, Y sólo un 10% de los encuestados considera que se mantendrán sin cambios y un 6%, que se reduzcan.

 

 

 

 

El único coste donde las compañías no descartan por completo una reducción es el relacionado con los tipos de cambio, lo que depende fundamentalmente de cuáles sean los principales mercados de aprovisionamiento de las empresas.

 

En concreto, un 53% prevé que estos costes aumentarán y un 13%, que bajarán. También hay división en lo que respecta a los costes relacionados con el cumplimiento de regulaciones de comercio y barreras comerciales: la mitad cree que aumentarán y la otra, que permanecerán sin cambios.

 

Más consenso despierta la previsión relacionada con los costes de compliance de los estándares sociales, medioambientales, y de las fábricas: el 60% cree que subirán durante este año.