Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Kaotiko se prepara para crecer: traslada su cuartel general en Barcelona y proyecta una decena de aperturas

C. Pareja

15 jun 2016 - 04:50

La moda de inspiración urbana de la compañía catalana Kaotiko se prepara para crecer. El grupo, fundado a finales de la década de los noventa por los empresarios Ángel Palacio Katia Vilagines, acaba de trasladar su cuartel general en Barcelona y prepara ya la apertura de una decena de establecimientos hasta 2017, un año después de abrir su capital a la familia Bernard.

 

Hasta ahora, la compañía contaba con unas oficinas de una superficie de 600 metros cuadrados en la calle Alfonso XII de Badalona, provincia de Barcelona. Ahora, Kaotiko ha decidido duplicar el tamaño de sus oficinas y mudarse al centro de la capital catalana (en la calle Josep Pla), donde pasará a contar con un almacén de 700 metros cuadrados y unas oficinas de 500 metros cuadrados.

 

Además, Kaotiko ha comenzado a implantar su nueva estrategia de crecimiento en España, que le llevará a abrir una decena de tiendas en el país. En la actualidad, Kaotiko ya cuenta con una red de distribución formada por cinco tiendas, de las cuales cuatro están ubicadas en Barcelona y una en Madrid, en calle Fuencarral.

 

 

Según Vilagines, los planes con Kaotiko para lo que queda de año pasan por poner en marcha entre tres y cuatro nuevos establecimientos. El primero de esta nueva tanda de aperturas se ubicará en Platja d’Aro, en Girona, y se estrenará en julio, coincidiendo con la temporada de verano.

 

Para el próximo año, Kaotiko comenzará a expandirse por nuevas ciudades españolas. Según la compañía, el plan trazado les llevará a abrir alrededor de cinco nuevos establecimientos cada año. En 2017, los planes de Kaotiko pasan por subir la persiana de sus primeras tiendas en ciudades como Valencia o Palma de Mallorca y reforzar su presencia en Madrid, una de las ciudades que están en el foco del grupo.

 

Kaotiko, nueva estructura

Ángel Palacios, que ocupa el puesto de director general dentro de la compañía, y Katia Vilagines comenzaron en el sector operando establecimientos multimarca en la ciudad de Barcelona y ahora se encuentran en plena expansión de la compañía.

 

 

Fue así como nació la cadena de tiendas Kaotiko, que desde este año cuenta en su capital con dos nuevos socios, procedentes de la familia Bernad, fundadora de la alicantina Estudio 2000, (que se vio duramente afectada por la pérdida de la licencia de Puma en 2009), tal y como adelantó Modaes.es.

 

Germán y Juan Ramón Bernad, hijo de Vicente Bernad (cofundador de Estudio 2000 junto a Juan Bernad), tomaron el pasado año una participación en el capital de la sociedad Kaotik O, propietaria de la marca Kaotiko. La compañía produce toda su colección en proximidad, en talleres de Cataluña.