Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dolores Promesas, a liquidación

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha acordado la apertura de la fase de liquidación de la compañía de moda, que presentó concurso de acreedores a finales de 2020.

Modaes

9 mar 2022 - 10:04

Dolores Promesas, a liquidación

 

 

 

Dolores Promesas entra en liquidación. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha acordado la apertura de la fase de liquidación de la empresa, y su disolución, según consta en el Boletín Oficial del Estado y recoge Expansión.

 

La sociedad Leyenda Personal, matriz de la marca, solicitó concurso voluntario de acreedores en diciembre de 2020 e inició conversaciones con un posible inversor con el objetivo de mantener la actividad de la compañía. Finalmente, Dolores Promesas no llegó a ningún acuerdo.

 

La administradora concursal de Dolores Promesas ya ha presentado el plan de liquidación al juzgado para dar salida a los activos, entre los que se encuentran prendas, mobiliario y la marca, Dolores Promesas. La compañía también ha aprobado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para los cuarenta empleados de la empresa.

 

 

 

 

Dolores Promesas operaba con dos sociedades: Leyenda Personal, que gestionaba las franquicias del grupo, y Leyenda Personal Retail, que gestionaba las tiendas propias, los corners en El Corte Inglés y la venta online.

 

Fundada en 2005, la empresa estaba controlada por Javier Lapeña, con un 27% del capital, y Myriam Pintado, que ostentaba el 53% restante. Alicia Hernández, la tercera fundadora de la compañía, abandonó Dolores Promesas en verano de 2020. Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, la sociedad Leyenda Personal finalizó el ejercicio 2018 con una cifra de negocio de 5,52 millones de euros.

 

Antes de que estallara la pandemia del coronavirus, la empresa operaba con diez tiendas propias, diecisiete franquicias, y doce corners en los centros de los grandes almacenes de El Corte Inglés.

 

 

 

 

A lo largo de 2020 la empresa inició una reestructuración de su red comercial tras acogerse al preconcurso, con el cierre de catorce establecimientos. La medida también incluyó una reducción de la plantilla a través de un ERE.

 

Poco después de presentar preconcurso, Dolores Promesas selló un acuerdo con Mot Fashion, un fabricante textil y distribuidor dirigido por Marc Singer Fresco, que fue director general de Vans en España. Finalmente, el acuerdo no se llevó a cabo.