Empresa

San Marina recibe ofertas de compras tras entrar en concurso de acredores

La compañía de calzado, previamente propiedad de Vivarte, comenzó a buscar un comprador el pasado diciembre, dos meses después de entrar en suspensión de pagos. El 10 de febrero, el Tribunal de Comercio de Marsella estudiará nueve ofertas de adquisición. 

San Marina recibe ofertas de compras tras entrar en concurso de acredores
La compañía de calzado cambió de manos a comienzos de 2020, cuando fue vendida por Vivarte a Thierry Le Guénic y Stéphane Collaert, propietarios de otras compañías de distribución de moda del grupo como Cosmoparis y Chevignon.

Modaes

16 ene 2023 - 11:30

San Marina, más cerca de encontrar nuevo dueño. La compañía francesa de calzado, previamente propiedad de Vivarte, está en proceso de encontrar un comprador tres meses después de entrar en redressement judiciaire, el equivalente en Francia a concurso de acreedores.

 

El próximo 10 de febrero, el Tribunal de Comercio de Marsella estudiará nueve ofertas públicas de adquisición globales y parciales. San Marina comenzó la búsqueda de un nuevo dueño a comienzos de diciembre tras haber entrado en concurso de acreedores en septiembre. La fecha final para presentar ofertas de compra fue el pasado 6 de enero.

 

Las tiendas están abiertas y los empleados siguen atendiendo a los clientes”, describió la empresa en diciembre. A 30 de septiembre de 2022, la compañía de calzado empleaba a 656 personas y contaba con una red de 160 tiendas en territorio francés. “No excluimos la posibilidad de presentar un plan de recuperación”, declaró la empresa al entrar en suspensión de pagos. 

 

 

 

 

La compañía de calzado cambió de manos a comienzos de 2020, cuando fue vendida por Vivarte a Thierry Le Guénic y Stéphane Collaert, propietarios de otras compañías de distribución de moda del grupo como Cosmoparis y Chevignon. Entonces, San Marina puso en marcha un rebranding con un nuevo logotipo y lanzó una nueva cadena, Shoesyourway

 

En el momento de la compra, San Marina contaba con una red de 218 puntos de venta en Francia y doce establecimientos en el extranjero. La empresa facturó 110 millones de euros en el ejercicio 2018. El año siguiente, sus ingresos anuales se situaron en 83 millones de euros y, en el año fiscal 2021, la cifra de negocio de la compañía se había reducido a 63 millones de euros

 

Los inversores Thierry Le Guénic y Stéphane Collaert volvieron a sacar la chequera en enero de 2022 y se hicieron con otra cadena de Vivarte, Minelli, con una red de 260 establecimientos. 

 

Con el estallido de la pandemia, San Marina sufrió el cierre de los comercios no esenciales y, tras dos años de bajo rendimiento, puso en marcha en primavera de 2022 un sauvegarde, un procedimiento con el que la empresa pudo congelar el reembolso de sus deudas para poder continuar su actividad y proteger 152 de los 680 puestos de trabajo con los que contaba entonces. La compañía también comenzó entonces una reorganización de su red de tiendas para recortar costes

 

Fundada en 1981, San Marina emprendió su expansión internacional en 2005 y lanzó su primera tienda online cinco años más tarde.