Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El dueño de Patagonia dona la empresa a dos fundaciones: “la Tierra es el único accionista”

Yvon Chouinard y su familia han transferido la propiedad de la compañía estadounidense de moda outdoor a dos nuevas entidades, Patagonia Purpose Trust y Holdfast Collective, que “consagrarán el propósito y los valores” de la empresa.

El dueño de Patagonia dona la empresa a dos fundaciones: “la Tierra es el único accionista”
“Salir a bolsa habría sido un desastre: las empresas cotizadas con buenas intenciones no son capaces de crear valor a corto plazo por su compromiso de responsabilidad a largo plazo”, explica Yvon Chouinard.

Modaes

15 sep 2022 - 10:05

Patagonia da el paso definitivo en sostenibilidad. La empresa, pionera en la sostenibilidad en la industria de la moda, pasará a estar controlada por dos organizaciones sin ánimo de lucro: Patagonia Purpose Trust y Holdfast Collective, según hizo saber ayer a través de un comunicado.

 

Hasta ahora, la compañía estaba en manos de su fundador, el escalador y ecologista Yvon Chouinard, que ha tomado esta decisión inédita que representa, para él, un paso más en su apuesta por la lucha medioambiental.

 

Ambas entidades han sido creadas por la compañía para “consagrar el propósito y los valores” de Patagonia. El 100% de las acciones con derecho de voto de la empresa (alrededor del 2% de las totales) pasarán al trust, mientras que la participación restante de Patagonia será propiedad de Holdfast Collective, “una organización dedicada a luchar contra la crisis medioambiental y defender a la naturaleza”.

 

De este modo, Patagonia no contará con ningún inversor además de ambas entidades y “todo el dinero que se genere y no se reinvierta en el negocio se repartirá como dividendos para proteger el planeta”, explica Chouinard. La compañía prevé que pagará un dividendo anual de aproximadamente cien millones de dólares, “dependiendo de la salud del negocio”.

 

 

 

 

El liderazgo de la compañía no cambiará tras la reorganización de su propiedad y la familia Chouinard continuará formando parte del equipo directivo de Patagonia, además de “guiar al accionista dueño de la compañía, el Purpose Trust, en la elección de la junta directiva” de la compañía.

 

Este movimiento se lleva preparando desde hace dos años, según ha confirmado Ryan Gellert, consejero delegado de Patagonia, con el objetivo de “generar dinero para luchar contra la crisis medioambiental sin perder los valores de la compañía”.

 

La empresa valoró las opciones alternativas de vender la totalidad de la empresa a un grupo externo, donando a una organización sin ánimo de lucro el 100% del capital generado, o sacar la compañía a bolsa. “Habría sido un desastre: las empresas cotizadas con buenas intenciones no son capaces de crear valor a corto plazo por su compromiso de responsabilidad a largo plazo”, explica Yvon Chouinard.

 

Aunque Patagonia no comparte sus datos económicos, en 2017 generaba unas ventas anuales de cerca de mil millones de dólares, según confirmó la por aquel entonces consejera delegada Rose Marcario en una entrevista con Socap Global.

 

La compañía fundada en 1973 cuenta con una red de más de setenta puntos de venta a escala internacional y tiene oficinas en Estados Unidos, Países Bajos, Japón, Corea del Sur, Australia, Chile y Argentina, aunque su sede principal se ubica en Ventura (California).