Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

¿Qué es el retail?

Tribuna: Manuel Hormigó

13 ene 2014 - 04:31

Todo profesional de la moda debería conocer el significado de la palabra retail. Porque la venta de moda es retail. De hecho, retail es la actividad que proporciona bienes y servicios para vivir mejor.

 

Sus disciplinas son tan amplias y variadas como las necesidades que satisface. Tanto las básicas como aquellas a las que inexorablemente nos induce el márketing. Unas y otras: moda, alimentación, cuidado personal, hogar, electrónica, ocio, restauración, hotelería, agencias, despachos profesionales, etc. Son parte de nuestra vida porque todo es retail.

 

Más. La pregunta es: ¿por qué sentimos ese irrefrenable impulso hacia el retail? Permítanme que comparta mi singular teoría sobre el origen antropológico del retail. No. No. No la busquen en la Wikipedia o en el Espasa. Tampoco la hallará en diccionarios suscritos por la Real Academia. Ni en libros avalados por Oxford, Yale o la Sorbona de París. Para encontrar los motivos que la ratifican habremos de remontarnos a las más profundas raíces de la humanidad.

 

¡Anímese! Hagamos juntos ese viaje en el tiempo para trasladarnos a aquella remota época cuando el hombre y el león competían por erigirse en el rey. Cómo se esforzaban por obtener aquello que para sí y sus respectivas proles suponía la diferencia entre la vida y la muerte. Cómo para hacerse con su presa coincidían ambos al recorrer los pasos que configuran la ancestral liturgia de la caza.

 

Esos tres sagrados pasos son: OBSERVAR/ ELEGIR/ POSEER.

 

Llegados a ese punto el león se daba por satisfecho. Incluso se escondía para que nadie lo viera. Sin embargo, el hombre siempre fue proclive a dejar patente su primacía y avanzar un paso más que el león.... un cuarto paso... el de EXHIBIR lo poseído.

 

Esa secuencia de acciones primarias continúa grabada en nuestros genes. Compruébelo usted mismo. Deténgase a pensar, sólo por un momento. ¿Cuál es su protocolo de actuación al ir de compras? Y, ahora... Analice su reacción natural cuando se encuentra orgulloso de aquello que acaba de “poseer = comprar”. ¿Ya lo ha hecho ? Habrá identificado nítidamente cada uno de los cuatro pasos.

 

Ahora bien. Muy posiblemente tampoco se quede ahí. Sí... La grandeza de la naturaleza humana ha hecho posible que evolucionemos para, en ocasiones, ser capaces de avanzar hacia un quinto paso... COMPARTIR.

 

Hoy la tecnología nos permite “pasear” sin ni siquiera salir de casa.

 

Comprar mientras trabajamos o esperamos el metro. De esa forma optimizamos nuestro tiempo y cubrimos esa rutinaria faceta de la compra identificada como tarea. Pero ese instinto primario y emocional nos solicita, nos reclama, nos demanda con una silenciosa pero contundente voz algo más. Salir, disfrutar, estrujarnos, convivir, divertirnos al fin conforme vamos dando cada uno de los cuatro primeros pasos.

 

Avanzando hacia ese quinto que aún nos humaniza más y nos eleva a compartir no sólo lo comprado sino también la propia “experiencia de compra, versus, de caza”.

 

Porque el hombre en su origen era cazador y disfrutando de su condición era feliz. Esa es la causa que nos empuja a seguir acudiendo a establecimientos de retail... Sentirnos aún cazadores y lograr así un pedacito de felicidad. ¡El retail lo hace viable!

 

Abundando en este razonamiento podríamos llegar a una apasionada conclusión: el retail nos brinda la oportunidad de ser más felices.

 

 

Manuel Hormigó es presidente del Retail Design Institute Spain