Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El ‘milagro’ de Desigual: crecimiento del 70% en 2009

7 ene 2010 - 00:00

Mientras la mayoría de cadenas de moda nacionales e internacionales se pelean con sus cuentas de resultados, la española Desigual cierra 2009 como un ejercicio récord. A la espera de los datos definitivos, Desigual ha registrado una cifra de negocio de más de 275 millones de euros en 2009, lo que representa un incremento del 70%.Durante los últimos doce meses, la compañía ha corregido sus previsiones en dos ocasiones. Si a principios de 2009 se marcó el objetivo de alcanzar 250 millones de euros a cierre de 2009, pronto la compañía elevó la cifra hasta 275 millones de euros, que finalmente se han superado, según Expansión. En 2008, Desigual registró una cifra de negocio de 162 millones de euros. Fundada por el suizo Thomas Meyer en 1984, la empresa se ha convertido en uno de los fenómenos de la moda española en los últimos dos años. Desigual ha conseguido dar con un cliente fiel a su producto, moda joven femenina, masculina e infantil de colores llamativos y diseños novedosos a precios asequibles. Con sede en Barcelona, la empresa cuenta con una red de 150 establecimientos propios, que combina con presencia en 6.000 puntos de venta multimarca y 500 grandes almacenes. La compañía se ha marcado el objetivo de abrir ochenta nuevos establecimientos en 2010, lo que representará duplicar la cifra de aperturas de 2009. El crecimiento de 2010 supondrá una inversión de 80 millones de euros. Francia y Alemania coparán la mitad de las aperturas de la empresa a lo largo de este año, ya que son los dos mercados por los que pasa el crecimiento más inmediato de Desigual. En París, la cadena acaba de alquilar un local de 1.500 metros cuadrados en la Plaza de la Ópera, junto a dos establecimientos de Zara y Mango. Además de en Europa, Desigual centrará este año su desarrollo en el mercado estadounidense, donde desembarcó en 2009 con una apertura en Nueva York y presencia en grandes almacenes. El grupo está iniciando también su entrada en Japón para definir la estrategia futura en Asia.