Líder en información
económica del negocio
de la moda

Look

Santa Eulalia, exclusiva desde 1843

Custodio Pareja

22 mar 2011 - 00:00

Santa Eulalia, exclusiva desde 1843

 

 

De 1843 al 2011 han pasado muchas cosas en el mundo de la moda en España: desde la muerte de uno de los grandes de la alta costura española, como Cristóbal Balenciaga, al nacimiento de una de las mayores empresa de distribución de moda, como Inditex. La boutique barcelonesa Santa Eulalia ha puesto su granito de arena en esta evolución: fue pionero en ofrecer a sus clientes desfiles como se conocen hoy en día.

Santa Eulalia se fundó en 1843 de la mano de Domingo Taberner Prims. La primera tienda estaba situada en el Pla de la Boqueria, en el centro de la capital catalana. La alta sociedad española, así como la burguesía catalana, vestían prendas de Santa Eulalia, una boutique especializada en alta costura.

 

En 1926, Santa Eulalia ofreció a todas sus clientas el primer desfile de alta costura en España, siendo pioneros en ofrecer la moda de esta forma, convirtiendo sus diseños en un pequeño espectáculo teatral. En 1944, y para dar un servicio más exclusivo a sus clientas, Santa Eulalia, dirigida en estos momentos por la segunda generación familiar, inauguró en el Paseo de Gracia un establecimiento dedicado a la moda de hombre.

 

En 1960, y siguiendo con la tradición costurera de la casa, la exclusiva boutique presentó su primera colección dedicada al prêt-à-porter, una moda más cotidiana para una clientela muy selecta; entonces, la alta costura se relegó a un segundo plano hasta desaparecer del establecimiento.

 

A día de hoy, Santa Eulalia cuenta con dos establecimientos en la capital catalana, el más mítico de la compañía, situado en el Paseo de Gracia y dedicado a la venta de las firmas de moda masculina y femenina más exclusivas, así como a la sastrería y camiseria, y el de Pau Casals, que se centra en la moda masculina y cerrará sus puertas en breve.

 

Ayer, la boutique de Paseo de Gracia reabrió sus puertas al público tras varios años de reformas. Firmas como Lanvin, Tom Ford, Roger Vivier o Christian Louboutin vuelven a lucir ya en los escaparates de la nueva Santa Eulalia.